E.P.- El vicepresidente del Gobierno de Canarias, Adán Martín, ha solicitado a los ministros de Hacienda y Sanidad, Cristóbal Montoro y Ana Pastor respectivamente, que el fondo de cohesión sanitario financie la asistencia sanitaria a los inmigrantes, ya que suponen un incremento de población. Así, en sendas reuniones mantenidas con los titulares de ambos departamentos, reclamó que la Ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud presente "todos los apoyos que sean necesarios" para resolver los problemas de financiación de la Sanidad, que en el caso particular de Canarias tiene su origen en el fuerte incremento de población.

"En Canarias los desplazados son mucho más numerosos que en el resto del territorio del Estado "continuó Martín -, están los desplazados europeos y de otras comunidades, para los que existe acuerdo tanto en Atención Primaria como en Especializada, y los inmigrantes, que entran en el sistema y al final se les presta también servicio sanitario". Según el vicepresidente canario, desde 1999 hasta 2002, periodo que se liquidará en 2004, la población aumentó en esta comunidad en un 10,23 por ciento frente al 4,07 de media española. A su juicio, esto repercute de una forma directa en el gasto sanitario, por lo que "la Administración central debe cubrir el sobrecoste del incremento poblacional en el tramo de financiación sanitaria".

Para Martín, debería evolucionarse de un "modo homogéneo" en todo el Sistema Nacional de Salud, y para que esto sea posible la finaciación debe atender al crecimiento de la población. "Creemos que la Ley en general y el principio de estabilidad presupuestaria es buena, pero también pedimos que se contabilice por periodos menores para trabajar con tiempo", agregó.

El vicepresidente canario también atribuyó el crecimiento del gasto farmacéutico al desequilibrio poblacional, ya que este gasto en el mes de febrero se incrementó un 15,22 por ciento respecto al mismo mes del año anterior (la mayor subida de todas las comunidades), ya que según sus datos si se estudia individualmente el gasto es similar al resto de comunidades." Por persona no hay un aumento del gasto farmacéutico excesivo, es similar al del resto de España – apuntó -, el problema es cuando se analiza en conjunto, por ese aumento de la población". Por ello, reiteró que la solución de este problema pasa también por que la Administración central cubra el sobrecoste del aumento de población.