El Gobierno de Cantabria planteará a los profesionales de la Sanidad Pública realizar operaciones quirúrgicas por la tarde con el objetivo de reducir las listas de espera, en las que la comunidad autónoma es “la primera del ranking” español. En principio se pretende aumentar el “rendimiento quirúrgico” en horario de mañana y, “si resulta necesario”, se realizarían operaciones por la tarde.

 

Así lo ha anunciado este miércoles la consejera de Sanidad, María José Sáenz de Buruaga, tras su primera comparecencia en el Parlamento, donde ha avanzado la idea de “hacer Medicina pública por la tarde”, algo que requiere “pacto profesional” y “recursos económicos”.

Sáenz de Buruaga ha precisado que estas medidas se incluirán un plan para la reducción de las listas de espera que estará elaborado en seis meses, un “plazo razonable” para la consejera, que cuando estaba en la oposición exigía este horizonte al anterior Gobierno PSOE-PRC.

La titular de Sanidad ha señalado que el objetivo de su departamento de mejorar el rendimiento y la actividad asistencial requiere reformas estructurales y de carácter organizativo. medidas de gestión, como incrementar la actividad asistencial, que “habrá que pactar con los profesionales”.

En este sentido, ha explicado que ésta y otras cuestiones “en materia de personal” aún por anunciar públicamente las planteará en la Mesa Sectorial del Personal de Instituciones Sanitarias, que es el “foro de trabajo y de debate” para estos asuntos, y que convocará este mes.

“Voy a convocar el foro para describir la situación, proponer un Pacto por la Sostenibilidad y la Suficiencia del sistema y para tenderles la mano y contar con ellos (los profesionales sanitarios) porque son absolutamente decisivos”, ha señalado.

“Hay muchas cosas por anunciar y plantear pero por respeto y porque no quiero hechos consumados, sino diálogo y participación, lo haré en la Mesa”, ha incidido, apuntado que las medidas que baraja requieren “un plan conjunto y un pacto con los profesionales” porque son “muy importantes, de mucho calado y trascendencia”, en las que “no conviene improvisar” sino que hay que estudiar “a lo largo del tiempo, madurar y pactar”.

Mayor rendimiento

Una de las medidas en las que se va a trabajar es “aumentar el rendimiento quirúrgico en horario de mañana”, pero “si después es necesario trabajar por la tarde, para sacar la lista de espera en Cantabria, haremos Medicina por la tarde”, ha señalado.

La reducción de las listas de espera en Atención Especializada es uno de los tres “grandes retos” de la legislatura y para ello se elaborará el citado Plan Integral de Reducción de las Listas de Espera, bajo los principios de prioridad y preferencia del sistema sanitario público y complementariedad de la red privada de la región.

El plan se centrará en reformas estructurales y medidas organizativas y de gestión, “respaldadas con presupuesto”, que potencien los recursos, la capacidad y el rendimiento del sistema sanitario y que permitan equilibrarlo. Una de esas medidas, ha anunciado la consejera, será la modificación de la Ley de Garantías de tiempos máximos de respuesta.

Esta modificación pondrá fin a las derivaciones forzosas de pacientes y recursos a otros sistemas de salud y permitirá invertir en la Sanidad cántabra el presupuesto destinado hasta ahora a ese fin.

Prestaciones respetadas

Por su parte, el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha asegurado que en el próximo presupuesto el Gobierno “no bajará” aquellas partidas que, en materia de Educación, Sanidad o Bienestar Social, tengan como destino ofrecer prestaciones a los ciudadanos pero sí lo hará con aquellas en las que, dentro de estas consejerías, “se tira el dinero”.

Diego ha asegurado que el Gobierno de Cantabria ya está trabajando en el Presupuesto de la comunidad para 2012, que “sin la más mínima duda” bajará, si bien no ha querido precisar cuánto.

Cuestionado por si se reducirán las partidas dedicadas a Educación, Sanidad y Bienestar, áreas que, a su juicio, mejoran con gobiernos del PP, el presidente regional no ha querido pronunciarse en este aspecto, si bien ha incidido en que no se reducirán aquellas partidas que, dentro de estas áreas, sirvan para ofrecer prestaciones a los ciudadanos.

Por otra parte, Diego ha insistido en la “dificultad” de cerrar un presupuesto desde el “desconocimiento” de las aportaciones del Estado a Cantabria.