Redacción .- El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha aprobó en su reunión del 11 de marzo un gasto dentro del ámbito de la Consejería de Sanidad superior a los 8,5 millones de euros (cerca de 1.500 millones de pesetas) para la dotación de equipos informáticos, equipos radiológicos y sistemas para el tratamiento de la información, que permitirán la puesta en marcha del proyecto de radiología digital del Servicio de Salud de Castilla La Mancha (SESCAM), en las gerencias de Atención Especializada de Toledo, Alcázar de San Juan (Ciudad Real), Guadalajara, Talavera de la Reina (Toledo) y en el Hospital Nacional de Parapléjicos, ubicado en la capital regional.

Por otra parte, el director general de Planificación y Atención Sociosanitaria, José Luis López, indicó en Albacete que el Plan de Salud Mental de Castilla-La Mancha "se está cumpliendo y actualmente está cubierto casi el 60 por ciento de las líneas marcadas". Para el desarrollo del Plan de Salud, la Consejería de Sanidad está invirtiendo desde el 2000 y hasta el 2004 más de 84 millones de euros (14.000 millones de pesetas).

López, quien realizó estas declaraciones en la I Jornada de Enfermería sobre Salud Mental, organizada en el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete y expuso el Plan de Salud Mental de Castilla-La Mancha 2000-2004, "un Plan que comenzó con Matilde Valentín como consejera de Sanidad y que con la asunción de las transferencias en materia sanitaria ha dado un paso muy importante por el impulso que la salud mental ha recibido en la región".

Entre otros asuntos, el director general manifestó que uno de los principales objetivos del citado Plan es consolidar una atención integral a estos enfermos, garantizando una asistencia psiquiátrica de calidad, trabajando en la prevención y en la integración sociolaboral de los enfermos, junto con sus familias y las asociaciones implicadas.

El Plan de Salud regional también contempla el establecimiento de una red regional de recursos que va desde las unidades de salud mental en centros sanitarios, hospitales de día, equipos de atención a drogodependientes, unidades de media estancia, centros de rehabilitación psicosocial y laboral, centros especiales de empleo o viviendas tuteladas. En Castilla-La Mancha, y según datos de la Consejería de Sanidad, hay 60.000 personas con trastornos mentales, de las que 34.000 son enfermos mentales crónicos, 15.500 son crónicos graves y 2.400 son muy graves.