Redacción.- El Gobierno catalán aprobó el pasado 27 de agosto la elaboración del Plan de atención integral a las personas con problemas de salud mental. El citado programa definirá las líneas de actuación de la Generalitat de Cataluña para mejorar la atención a la salud mental en los próximos diez años, tanto en lo que se refiere a la prevención, detección, tratamiento y rehabilitación de este colectivo, como al apoyo a sus familiares.

En lo que concierne a las actuaciones en el ámbito sanitario, destacan especialmente la integración plena de la salud mental en la red sanitaria general, y la finalización del despliegue de la red de atención psiquiátrica y salud mental con criterios de equidad, accesibilidad y continuidad asistencial. Dentro de este mismo ámbito y conforme a este plan se realizarán actuaciones que busquen la promoción de programas de prevención y de detección precoz de las enfermedad mentales. Asimismo, se focalizarán programas dirigidos a dar respuesta a los problemas de salud emergentes, como pueden ser la anorexia y la bulimia,las ludopatías, y aquellos relacionados con la psicogeriatría, entre otros.

También se priorizará la atención comunitaria y la promoción de nuevos modelos de servicios, como la atención domiciliaria o planes de servicios individualizados y se finalizará el proceso de reconversión de los hospitales psiquiátricos monográficos, y se promocionará la formación y la acreditación profesional.

Para la elaboración de este Plan, se creará una Comisión Interdepartamental que presidirá el primer consejero, Artur Mas, y en la cual estarán representados los diferentes departamentos que trabajan en este campo, así como representantes de diferentes instituciones y entidades implicadas en el ámbito de la salud mental, tales como la Federación Catalana de Familiares de Enfermos Mentales.

Así pues, en este marco se realizarán actuaciones en otros ámbitos además del propiamente sanitario, según ha informado la Generalitat de Cataluña mediante un un comunicado. De este modo y según dicho plan en lo que se refiere a la Justicia se garantizará la asistencia psiquiátrica y psicológica de las personas internadas en centros penitenciarios catalanes y en centros de justicia juvenil, así como la promoción de la rehabilitación y la reinserción en la red psiquiátrica normalizada. Un ejemplo de ello será la puesta en funcionamiento el próximo mes de spetiembre de la Unidad Psiquiátrica Penitenciaria en el centro penitenciario de Brians, en el marco de la colaboración entre los departamentos de Sanidad y Justicia e Interior.

También quedan recogidos dentro de este plan, las acciones en ámbitos como la enseñanza, donde básicamente se contemplan actuaciones de promoción y apoyo en el aspecto preventivo y formativo del alumnado en general, y de niños y jóvenes con problemas de salud mental, así como de los docentes y profesionales con quienes éstos se relacionan, o bien actuaciones dentro del ámbito social con diversas medidas para facilitar y garantizar la inserción comunitaria y sociolaboral, potenciando el apoyo a las familias, a las asociaciones de afectados y a los profesionales de los servicios sociales, para que puedan prevenir la exclusión social, permitir una mayor calidad de vida y garanticen la continuidad asistencial.