El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, presentó 4 instrumentos del Modelo de Atención de Salud para el Bienestar MAS-Bienestar.

El funcionario informó que uno de los elementos es el Servicio Nacional de Salud Pública, que será un organismo con mayor capacidad de operación en territorio.

Sin embargo, este no suprimirá, reemplazará o desplazará las capacidades operativas locales, estatales o jurisdiccionales que coadyuvan en la atención de las personas.

MAS-Bienestar contará también con el sistema de coordinación de la atención de salud para el bienestar, que organizará la referencia y contrarreferencia de pacientes entre los distintos niveles de atención e instituciones que ofrecen servicios.

Se brindará acompañamiento a los estados y municipios

Otro de los componentes de este plan son los Distritos de Salud para el Bienestar, a través de los cuales la Secretaría de Salud brindará acompañamiento a las secretarías estatales.

López-Gatell señaló que el último instrumento se refiere a servicios esenciales de salud pública, con un replanteamiento en su organización para tener mayor impacto y efectividad.

La encargada de despacho del Secretariado Técnico Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes, Paola Olmos Rojas, habló también sobre el tema. Explicó que el Servicio Nacional de Salud Pública está basado en la inteligencia y regulación sanitaria para mantener la calidad en la prestación de servicios prioritarios. Como la atención de enfermedades infecciosas, crónicas, lesiones, salud sexual y reproductiva, atención integral en la infancia y adolescencia.

Uno de los problemas que enfrentan las unidades hospitalarias estatales es la falta de integración de servicios de salud, así como la falta de aprovechamiento sectorial.

En este contexto, durante los talleres se darán a conocer estrategias como la integración de las Unidades de Especialidad Médica (Unemes) para fortalecer los protocolos de atención en el primer nivel.