El director del Instituto de Bioingeniería de la Universidad Miguel Hernández de Elche (Alicante), el profesor Bernat Soria, ha asegurado que el Gobierno español ya está trabajando en la elaboración de una ley que posibilitará la investigación con células madre de origen embrionario. En este sentido, el Ejecutivo ya ha iniciado una ronda de consultas a distintos científicos, entre ellos a él mismo.

Bernat Soria, quien participó en la presentación del IV Congreso de la Asociación Europea de Sociedades de Biofísica (EBSA), que se celebra en Alicante hasta el 9 de julio, indicó que el Gobierno español está trabajando en un cambio legislativo que permita este tipo de investigaciones y añadió que si finalmente se hace y la ley es aprobada se modificaría el "marco para todo el país".

Por otro lado, el científico confirmó que Andalucía será la primera Comunidad española en la que se podrá investigar legalmente con células madre de origen embrionario ya que, según dijo, "la ley que permitirá el uso de embriones sobrantes está en este momento en la fase de enmiendas y, posiblemente, va a estar en condiciones de aprobarse definitivamente en la primera quincena del próximo mes de septiembre".

Además, Soria aseveró que tiene constancia de que, una vez que sea aprobada la ley en esta Comunidad, se van a seguir los mismos pasos "en aquellas Comunidades Autónomas en las que gobierna el PSOE", dando el visto bueno a normativas "similares" a la andaluza.

También confirmó que se está ultimando un convenio entre la Junta de Andalucía y la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH) que le permitirá desplazarse a esta Comunidad Autónoma a trabajar en el proyecto de células madre de origen embrionario. Soria adelantó que el convenio puede firmarse la semana que viene y a partir de esta fecha se trasladará a trabajar allí.

Trasplante pancreático

Por otra parte, Soria también ha anunciado que en España ya existe el primer caso de un enfermo diabético de tipo 1 que, tras ser sometido a dos trasplantes de islotes pancreáticos, ya no necesita inyectarse insulina. "El primer paciente trasplantado ha quedado libre de insulina, por lo que ya hay un diabético español que no se tiene que pinchar insulina", dijo. A pesar de que el enfermo "lleva así varios meses", el científico matizó que "hay que ser prudentes" en cuanto a los resultados de los trasplantes de islotes.

A este respecto, advirtió de que el trasplante de islotes pancreáticos, en estos momentos, se encuentra en una fase de validación, aunque mostró su confianza de que "en dos o tres años puede ser una prestación del sistema sanitario", lo que, a su juicio, "es muy importante".