El consejero vasco de Salud, Jon Darpón, ha denunciado que el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud se ha convertido en un órgano político "al servicio" del PP, por lo que ha anunciado que solicitará que se lleve a cabo una reforma de este foro. Además, ha asegurado que la gripe atraviesa por una fase "meseta" y prevé que su incidencia entre la población vasca empezará a bajar "poco a poco". Darpón ha recordado que Euskadi gestiona su propio sistema sanitario desde hace 34 años de forma "responsable", por lo que ha advertido de que no admitirá "injerencia" alguna en sus competencias por parte del Ejecutivo español.

El consejero ha criticado el uso que, en su opinión, el gabinete de Mariano Rajoy está haciendo del CISNS, el órgano encargado de la coordinación entre los sistemas sanitarios de las comunidades autónomas y el Gobierno central. A su juicio, este foro "se ha convertido en un órgano político al servicio del partido que gobierna en el Estado, sea el PP o el PSOE". Darpón ha denunciado que el Consejo "no obedece a las necesidades de coordinación" de las comunidades autónomas.

Además, ha criticado que las principales leyes estatales aprobadas en los últimos años, y que han tenido una importante repercusión en los sistemas sanitarios autonómicos, "no han pasado" por este foro o, si lo han hecho, han suscitado importantes "discrepancias" que luego "no han impedido" que el Partido Popular acabara aprobando dichas iniciativas.

Darpón ha anunciado que el Gobierno vasco seguirá reclamando que se revoquen algunas de estas medidas, como la retirada de la atención sanitaria pública a colectivos como el de las personas sin permiso de residencia o el nuevo sistema de copago farmacéutico, que obliga a diversos sectores sociales a pagar más por sus medicamentos.

También ha solicitado que se retire el Real Decreto sobre prescripción enfermera, que limita la capacidad de estos profesionales para prescribir medicamentos. Darpón ha recordado que esta norma ha causado una importante "conflictividad" y "no ha solucionado" problema alguno.

Por otra parte, ha pedido al gabinete de Mariano Rajoy que elimine por completo los límites a la tasa de reposición, es decir, la capacidad de las administraciones para sustituir a los funcionarios que se jubilan por otros nuevos funcionarios.

El responsable autonómico de Salud también ha reiterado su intención de renovar las condiciones laborales en Osakidetza "con acuerdo sindical". "Entre todos debemos hacer el esfuerzo de entendernos; vamos a tratar de modificar la contratación temporal y también en esto nos gustaría contar con la parte sindical", ha añadido. El objetivo de su departamento es "acelerar" los procedimientos para que los nuevos funcionarios que se presentan a una OPE se incorporen a sus puestos de trabajo en un plazo no muy superior a los dos años.

Por todo ello, el consejero ha afirmado que pretende "abrir la mesa de negociación sectorial" para tener una relación "normalizada" y de "mucha más colaboración" con los sindicatos. "Es un tema en el que vamos a intentar poner todo nuestro compromiso", ha manifestado. El Departamento de Salud, según ha indicado, ya ha mantenido encuentros bilaterales con algunos sindicatos y en un plazo "breve" espera poder convocar la mesa de negociación sectorial. "Tenemos toda la voluntad y esperamos que desde la parte social se haga el esfuerzo", ha manifestado.

Estados Unidos y Europa

Por otra parte, se ha referido a los planes del nuevo Gobierno de EEUU para derogar la reforma sanitaria del anterior presidente, Barack Obama. La anulación de dicha reforma por parte del Ejecutivo liderado por Donald Trump podría dejar sin cobertura sanitaria a más de 30 millones de estadounidenses. Darpón ha descartado que una decisión de este tipo pueda llegar a imponerse en Euskadi o en el resto de Europa, donde ha subrayado que el acceso a una Sanidad pública para "todas las personas" es algo que está "interiorizado" y que es "incuestionable".

Además, ha recordado que el gasto sanitario en Europa es inferior al de los EEUU, donde "la gente con mucho dinero accede a un buen sistema sanitario a un coste muy alto", mientras "la gente con poco o nada de dinero o no accede o accede a un sistema sanitario terriblemente limitado". "En eso, Estados Unidos tiene mucho que aprender de las sociedades europeas", ha señalado.