El Gobierno celebrará este jueves un Consejo de Ministros extraordinario para volver a establecer un paquete de medidas para frenar la sexta ola de COVID tras la reunión de los presidentes autonómicos. Entre ellas se incluye la obligatoriedad del uso de las mascarillas en exteriores.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciaba esta medida en la Conferencia de Presidentes que se celebró este miércoles de manera telemática para abordar junto a los mandatarios autonómicos el incremento de casos en las últimas fechas. En este contexto, el jefe del Ejecutivo hizo caso a los siete presidentes que habían propuesto al Gobierno volver a retomar la medida que hacía obligatorio el uso de la mascarilla en exteriores.

Fue el pasado 26 de junio cuando el Gobierno central decidió poner fin a la obligatoriedad del uso de la mascarilla en los exteriores si había más de 1,5 metros de distancia. Sin embargo, Sánchez ha decidido volver a proponer esta medida que, a su juicio, pueda controlar el avance del virus en España.

Reforzar la vacunación con militares

Asimismo, el jefe del Ejecutivo ha propuesto reforzar los dispositivos de vacunación con equipos de las Fuerzas Armadas, así como poner a disposición hospitales de la Red Sanitaria Militar. En concreto, ha puesto a disposición de las CC. AA. hasta 150 equipos móviles de vacunación, así como el Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla en Madrid y el Hospital General de la Defensa de Zaragoza como centros de vacunación de apoyo.

En este contexto, el presidente planteó la intensificación y aceleración del proceso de vacunación poniendo encima de la mesa los siguientes objetivos: que el 80% de la población entre 60 y 69 años esté vacunada con la tercera dosis antes de que finalice el año; que el 80% de entre 50 y 59 años lo esté en la semana del 24 de enero y que el 80% de entre 40 y 49 años tenga la dosis de refuerzo en la primera semana de marzo.

Asimismo, Sánchez ha sostenido que, tal y como ya está establecido en la Estrategia de Vacunación, quienes se vacunaron con Pfizer y Moderna recibirán la tercera dosis seis meses después de la última. En el caso de aquellos que recibieron AstraZeneca o Janssen, se les administrará a los tres meses. Mientras tanto, aquellas que se han infectado tras recibir la pauta completa se vacunarán cuando estén completamente recuperadas y a la espera de la decisión científica que tome la Ponencia de Vacunas.

Vacunación en niños

Además, aspira a que el 70% de los niños entre 5 y 11 años cuente con la primera dosis pediátrica en la semana del 7 de febrero y que el 70% tenga la segunda dosis pediátrica en la semana del 19 de abril. En este sentido, Sánchez se ha congratulado de que la vacunación en esta población "avanza a buen ritmo", ya que se ha vacunado al 13 por ciento de los 3,3 millones de pequeños en una semana. "Son unas cifras formidables, extraordinarias, que demuestran que estamos mejor preparados para resistir el envite de la COVID-19 en este nuevo tiempo", ha argumentado en relación a la vacunación tanto de los niños como de los adultos con la tercera dosis.

Al hilo, ha reivindicado que la vacunación "ha tenido un impacto muy significativo en la evolución de la pandemia". De hecho, ha detallado que en el grupo de 60 a 79 años la probabilidad de infección en vacunados es "seis veces menor" que en no vacunados, mientras que la de hospitalización es "14 veces menor" y la de fallecimiento "16 veces menor".

Contratar personal sanitario jubilado

Otra de las medidas que Sánchez trasladó a los presidentes autonómicos ha sido la de la contratación de personal sanitario jubilado y prejubilado, así como la habilitación para la contratación de profesionales con título de especialista obtenido en Estados no miembros de la Unión Europea.

Es más, fuentes de la reunión señalaron a Europa Press que Sánchez ha informado a los mandatarios autonómicos que el Consejo de Ministros extraordinario probará un "refuerzo de recursos humanos", que se articulará a través de la contratación de este personal sanitario jubilado.

La idea del Gobierno, según Sánchez, es la de aumentar el número de profesionales sanitarios disponibles y mejorar sus condiciones laborales, reduciendo la temporalidad por debajo del ocho por ciento.

Test Covid y más reuniones de presidentes

En cuanto a los tests covid, Sánchez ha informado a los presidentes autonómicos que se emitirán autorizaciones temporales para permitir la venta en farmacias de determinados test de antígenos de uso profesional para que estén a disposición de toda la población.

También recordó que las personas que hayan tenido contacto directo con un contagiado no deberán realizar la cuarentena en caso de estar vacunadas con pauta completa, y que, a partir del 1 de febrero, el Certificado Covid tendrá un caducidad de nueve meses desde la fecha de la administración de la última dosis.

Otro de los puntos sobre los que versó la intervención inicial de Sánchez fue la de proponer reuniones periódicas de la Conferencia de presidentes mientras dure esta sexta ola.