El consejero de Hacienda y de Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha avanzado que el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha vuelto a «amenazar» al Gobierno regional con interponer un recurso contencioso-administrativo si no reduce al 50 por ciento la Oferta Pública de Empleo que en materia de Sanidad aprobó el Consejo de Gobierno.

En rueda de prensa, antes del inicio del pleno en las Cortes, el responsable regional de Administraciones Públicas ha explicado haber recibido este miércoles un burofax en el que el referido Ministerio le informaba de su intención de interponer dicho recurso al considerar que el número de plazas convocadas no se ajusta a la tasa de reposición.

A juicio de Ruiz Molina, el Gobierno central está cometiendo un «burdo fallo» al considerar que las plazas de los estatutarios que se han marchado en concurso de traslado a otras comunidades autónomas no se pierden y por tanto el Gobierno regional no puede meterlas en la Oferta Pública de Empleo.

«El Gobierno central considera a los estatutarios como si fuesen funcionarios y eso no se puede hacer, porque tienen regímenes jurídicos diferentes y porque la plaza de los estatutarios que se marchan del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha al de otras regiones se pierde», ha manifestado.

El consejero ha explicado que ese recurso que quiere interponer el Gobierno central obligaría al Ejecutivo regional a reducir esa Oferta Pública de Empleo en sanidad a 349 plazas, el 50 por ciento respecto a las 669 de nuevo ingreso convocadas.

«Pero el Gobierno de Castilla-La Mancha no va a modificar ese acuerdo del Consejo de Gobierno», ha asegurado Ruiz Molina, que ha añadido que el gabinete jurídico del Ejecutivo regional ya trabaja en la redacción de alegaciones, pues el Ministerio que dirige en funciones Cristóbal Montoro les ha dado un mes de plazo para corregir dicho acuerdo.