GSK y la Cátedra RespiraVida han presentado en el Palacio de la prensa el documental ‘La bicicleta de Esther’, con el objetivo de sensibilizar sobre las consecuencias que ocasiona la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (epoc). “Si sirve para que la gente sea consciente de lo malo que es fumar, yo me doy por satisfecha”, ha señalado Esther, la protagonista del documental y paciente de esta enfermedad que afecta a casi tres millones de españoles.

El documental, dirigido por Ander Duque, muestra cómo es el día a día de Esther, sus síntomas, cómo fue su diagnóstico, y cómo lo vive su marido y cuidador, Antonio Pedraza. “Le ayudo y busco qué hacer para que se sienta mejor. Ella se autoculpa de la enfermedad”, ha incidido Antonio.

La cerca de media hora de documental está llena de testimonios cargados de emoción de sus dos protagonistas, que producen la asfixia que es convivir con una enfermedad como esta. Una enfermedad que siempre ha estado asociada al paciente mayor, fumador y hombre, pero este perfil está cambiando. “Cada vez son más mujeres y más jóvenes, y les cuesta acudir al médico a explicar lo que les pasan”, explica Nicole Hass, responsable de la Federación Española de Asociaciones de Pacientes Alérgicos y con Enfermedades Respiratorias (FENAER).

La detección de la epoc se realiza mediante espirometría en las consultas de Atención Primaria, “pero hemos detectado que no se está realizando en muchos ambulatorios y la Enfermería, en muchas ocasiones, no sabe realizarla”, ha resaltado la responsable de FENAER.

Por su parte, Tamara Alonso, neumóloga adjunta del Hospital Universitario de La Princesa, en Madrid, ha apuntado que se trata de una enfermedad compleja y es clave que se realice un manejo conjunto entre todos los agentes implicados para su seguimiento y pronóstico. Además, ha destacado la labor de Enfermería en el tratamiento de estos pacientes: “No podríamos tratarles sin la figura de Enfermería, que acude al domicilio, conoce su problemática y nos la transmiten”, apostilla.