Cuatro sociedades científicas han presentado una guía para definir la transición desde la unidad pediátrica de asma grave hasta las unidades de adultos. Las principales conclusiones se han recogido en un artículo que se ha publicado en Journal of Investigational Allergology and Clinical Immunology.

Las sociedades que han participado en la elaboración de esta guía han sido la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP), la Sociedad Española de Neumología Pediátrica (SENP) y la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC).

El documento de Consenso STAR (Proceso de Transición del Adolescente con Asma Grave) constituye la primera hoja de ruta en España para que los equipos especialistas de pediatría y adultos garanticen los aspectos clave del proceso de transición de los pacientes adolescentes con asma grave desde las unidades de asma pediátricas a las del adulto.

La presentación de esta guía coincide con la celebración del Día Mundial del Asma, el 3 de mayo. Este año el lema elegido ha sido ‘Cerrar brechas en la atención del asma’. La jornada está organiza por la Iniciativa Global para el Asma (GINA, por sus siglas en inglés).

Método Delphi

Los expertos han utilizado una encuesta de 61 cuestiones basada en las guías clínicas para otras patologías crónicas. Se han analizado aspectos como la planificación, la transición, la preparación, la transferencia efectiva y el seguimiento de los pacientes de distintas enfermedades. También se ha evaluado el nivel de consenso existente entre 98 expertos mediante el método Delphi (escala Likert de 9 puntos), en dos rondas. De los 98 expertos encuestados, ha habido 25 neumólogos, 24 alergólogos y 49 pediatras.

Estos panelistas alcanzaron el consenso respecto a 42 preguntas formuladas, por tanto, el 70% de todas ellas. Además, el principal objetivo de este Consenso era lograr que, durante la transición de los adolescentes desde las unidades pediátricas hasta las de adultos, estos ganaran autonomía para manejar su asma grave y los tratamientos que se les prescriben para controlarla.

Empoderar a los adolescentes con asma grave

Marina Blanco, neumóloga y coordinadora del Área de asma de SEPAR, es una de las firmantes del artículo. Según ha comentado, uno de los objetivos de este documento de consenso es “empoderar a los adolescentes con asma grave para que conozcan su enfermedad, el autocuidado y cuándo necesitan y deben pedir ayuda médica ante una crisis”.

Por su parte, Ana Martínez-Cañavate, presidenta de SEICAP, ha destacado que esta guía es “el resultado de un trabajo conjunto entre los profesionales sanitarios que atienden con más frecuencia a niños y adolescentes con asma grave, y que están involucrados en su tratamiento".

Tres etapas

Los expertos han definido tres etapas en esa transición del adolescente a las unidades de adultos:

  1. La preparación o planificación.
  2. La transferencia, que debe ser efectiva.
  3. El seguimiento.

Joan Figuerola Mulet, presidente de la SENP y también firmante del artículo, ha indicado que “el proceso de transición de los pacientes desde los especialistas pediátricos a los de adultos es complejo por el momento en que debe realizarse. Durante la adolescencia surgen problemas, sobre todo de adherencia a las recomendaciones del médico". También se ha referido a "las características particulares de organización de los centros hospitalarios".

Igualmente, Antonio Valero, presidente de la SEAIC, ha recordado que "la detección del asma en la edad pediátrica es clave para la salud del niño. Por ello, cuando se diagnostica asma a un paciente pediátrico es fundamental que esté controlado y que lleve un seguimiento por parte del especialista. Por estos motivos, la hoja de ruta STAR supone un gran avance para atender con garantías al paciente con asma grave en todas las etapas de la vida".