Las vacunas COVID-19 ha sido uno de los temas abordados en la Sesión Científica de la Cátedra ASISA de la Real Academia Nacional de Farmacia (RANF). Con el título ‘Apostando por el futuro y la innovación’, profesionales de diferentes ámbitos han abordado diversos temas de la actualidad sanitaria. Antonio Luis Doadrio, presidente de la RANF, y María Tormo, directora de Planificación y Desarrollo de ASISA, han dado la bienvenida a los participantes. El moderador de la jornada ha sido Honorio Bando, profesor honorario de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid y académico correspondiente de la RANF.

El expresidente de la RANF Mariano Esteban ha ofrecido la ponencia ‘Últimos avances en vacunas COVID-19’. El profesor de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y del Centro Nacional de Biotecnología (CNB) es experto en Microbiología y ha desarrollado gran parte de su actividad investigadora en Europa y en Estados Unidos.

Vacunas COVID-19 en fase III

En su intervención, el Prof. Esteban ha hecho diversas consideraciones de las vacunas COVID-19. En su opinión, “las vacunas son la mejor herramienta para el control de las enfermedades infecciosas”, como así se ha demostrado a lo largo de la Historia. “Las vacunas más avanzadas en fase clínica III son las de Pfizer y Moderna, que apuntan una protección del 95 por ciento”, si bien todavía es necesario completar las investigaciones.

Este especialista también ha recordado que “se desconoce la amplitud de la respuesta inmunológica y su duración”. Tampoco hay confirmación de su grado de eficacia frente al desarrollo de la enfermedad en función de la edad.

Según ha avanzado, “habrá varios tipos de vacunas COVID-19 para la población”, y las Administraciones Sanitarias podrán hacer la selección y distribución “por su seguridad y eficacia”. “Los primeros grupos en ser vacunados deben ser los de mayor riesgo”, es decir, el personal sanitario, las personas mayores, habitantes en residencias, etc. Se espera iniciar las vacunaciones a principios de 2021; de hecho, ya hay preparadas “millones de dosis”.

Fármacos fuera de ficha técnica

Juan Tamargo.Juan Tamargo ha ofrecido la segunda ponencia de la jornada. Este catedrático de Farmacología de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid y académico numerario de la Reales Academias Nacionales de Farmacia y Veterinaria ha abordado los ‘Aspectos éticos en la utilización de fármacos fuera de ficha técnica’.

“En ocasiones el médico puede prescribir un medicamento fuera de las indicaciones de la ficha técnica”, ha dicho el Prof. Tamargo; “de hecho, es una práctica muy frecuente”. La prescripción en condiciones diferentes a las autorizadas entra dentro de la práctica clínica, y es responsabilidad del médico prescriptor. Prescribir fármacos fuera de las condiciones de la ficha técnica puede suponer beneficios y riesgos para el paciente.

El uso fuera de la ficha técnica “es legal y correcto si se basa en una evidencia científica sólida”. Esa elección tiene que ser “imparcial, independiente, trasparente y sin sesgos”, ha añadido Juan Tamargo. Además, ha puntualizado que el médico y el paciente deben consensuar la decisión.

Razones para el uso fuera de la ficha técnica

La mayoría de los fármacos de un mismo grupo o familia comparten mecanismos de acción similares, como ha recordado Juan Tamargo. Además, una patología puede ser similar en síntomas o fisiopatología a la enfermedad de la indicación. Por otro lado, fármacos de un mismo grupo pueden presentar propiedades distintas, por lo que podría haber diferencias de eficacia y seguridad.