E.P.- En el año 2020, el enfisema pulmonar podría ser una de las principales cinco causas de muerte y discapacidad en el mundo. Pese a ello, su base genética se desconoce. Un estudio, publicado esta semana en la última edición de la revista Nature, describe el descubrimiento de un nuevo grupo de genes que pueden aumentar la susceptibilidad a dicha enfermedad.

El hallazgo, realizado por investigadores de la Universidad de California en San Francisco (EE.UU.), empleó tecnología de despliegue (array) y estudios de ratones transgénicos para mostrar la ruta de los fenómenos celulares que se combinan para causar el enfisema.

Los bajos niveles de la proteína que transforma el factor de crecimiento beta aumentan la expresión del gen Mmp12, que va destruyendo poco a poco el tejido conectivo en los pulmones y causa el enfisema.

Los autores del nuevo estudio demuestran cómo, en los roedores, alterando la expresión de varios genes y proteínas dentro de esta ruta, pueden evitar que ratones propensos al enfisema lleguen a contraer la enfermedad. Genes similares están implicados en las enfermedades humanas, según los investigadores.