La apnea obstructiva del sueño (AOS) afecta a más del 20 por ciento de la población adulta. Sin embargo, la mayoría de las personas no están diagnosticadas. El motivo es que su diagnóstico es un proceso costoso y complejo. En este contexto, investigadores del CIBER de Enfermedades Respiratorias (CIBERES), del Instituto de Investigación Biomédica de Lleida (IRBLleida) y de la Universidad de Lleida han identificado una huella molecular específica de este trastorno. Es decir, biomarcadores presentes en la sangre de pacientes con sospecha de apnea del sueño. Además, han identificado una firma de metabolitos sanguíneos capaz de detectar la apnea del sueño con una precisión del 98 por ciento.

Además, se reportó una correlación entre algunos de estos biomarcadores y variables propias de la gravedad de esta patología. Los análisis revelaron que los niveles sanguíneos de 4 metabolitos proporcionaron una precisión del 98 por ciento para la detección de la apnea del sueño. Sin embargo, es importante destacar la naturaleza exploratoria de este estudio, que requiere ser validado en futuras investigaciones.

Sospecha de apnea del sueño

Para ello, los investigadores han analizado los metabolitos y lípidos que circulan en la sangre de 206 pacientes de entre 18 y 60 años, remitidos a la Unidad de Sueño por sospecha de apnea del sueño. De esta forma, se identificó un perfil sanguíneo compuesto por 33 metabolitos en pacientes con apnea del sueño. Estos eran principalmente lípidos y ácidos biliares.

Analizando estos perfiles, se encontró una huella molecular de apnea del sueño, que se vio modificada después del tratamiento eficaz con CPAP. Por lo tanto, estos resultados podrían llegar a representar una potencial herramienta que contribuiría en el proceso diagnóstico de la apnea del sueño. Asimismo, sería posible conocer con mayor detalle las consecuencias patológicas de esta enfermedad.