Expertos reunidos en el primer Congreso Virtual de Diabesidad, realizado con la colaboración de Novo Nordisk, han establecido que hasta el 12 por ciento de la población española podría padecer diabesidad. Es decir, la combinación de diabetes con obesidad o sobrepeso. Este dato resulta clave en el abordaje de las estrategias ante la COVID-19.

Tanto la diabetes como la obesidad son factor de riesgo en la COVID-19, por lo que la combinación de ambas, lo que se conoce como padecer diabesidad, implicaría un peor pronóstico. Por ello los expertos han puesto de manifiesto la importancia de que la prevención de ambas patologías forme parte de las estrategias frente al coronavirus.

Entre las numerosas complicaciones en las que puede derivar la obesidad se encuentran las de origen cardiovascular. Concretamente, las personas con diabetes tipo 2 tienen hasta tres veces más riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular que las personas sin diabetes.

Los expertos han asegurado que cuando la obesidad se trata, las enfermedades asociadas a la misma, como la diabetes tipo 2, desaparecen. Por tanto, evitando el exceso de peso se pueden prevenir más del 50 por ciento de los casos de diabetes tipo 2.

Prevención para evitar padecer diabesidad

Respecto a la prevención de esta diabesidad, los expertos se han mostrado de acuerdo en que es necesario profundizar en la epidemiología y fisiopatología de diabetes y obesidad. Para ello propone medidas para el abordaje integral mediante la prevención y el tratamiento, para evitar padecer diabesidad. Esto sería posible creando protocolos de actuación, guías de práctica clínica y, en definitiva, si las autoridades sanitarias ponen en marcha planes estratégicos efectivos.

Uno de los principales retos actuales es que  frecuentemente la obesidad no se considera una enfermedad y una de cada dos personas con diabetes está sin diagnosticar.