Hasta un 40% de los pacientes no cumple el objetivo cLDL de <70 mg/dl tras haber sufrido un síndrome coronario agudo (SCA). Así lo ha indicado un estudio de la Agencia de Investigación de la Sociedad Española de Cardiología (AISEC), publicado en Revista Española de Cardiología (REC).

Manuel Anguita, expresidente de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), es el autor principal del estudio. “Nuestros resultados ponen de manifiesto que existe una infrautilización del tratamiento disponible, tanto en combinación de estatina con ezetimibe, como fundamentalmente de los iPCSK9, cuyo uso es testimonial”, ha comentado.

Los datos de esta investigación, correspondientes a 2018, tomaron como referencia las recomendaciones de la Guía Europea de Dislipemia de 2016, que situaba en menos de 70 mg/dl el objetivo de colesterol LDL para pacientes que habían sufrido previamente un SCA.

En 2019 se publicó una nueva guía que endurecía aún más las recomendaciones en prevención secundaria con niveles de colesterol LDL <55 mg/dl. “El porcentaje de pacientes que no alcanzan los niveles recomendados de ‘colesterol malo’ podría ser incluso mayor que el objetivado en nuestra investigación si se hubiera tomado como referencia la última guía publicada”, ha indicado Anguita.

El estudio incluyó a un total de 6.364 pacientes de 20 hospitales españoles que tenían unidades de hemodinámica y programas de código infarto. El 40% de ellos disponía también de unidades de rehabilitación cardiaca. Entre los principales resultados destacan que, al alta, el 72,1% de los pacientes recibió dosis altas de estatinas potentes y un 24,1%, estatinas de intensidad baja-media; mientras que el 3,8% de los pacientes no recibió estatinas. Un 13% recibió ezetimibe y solo el 0,31%, iPCSK9. Con este tratamiento, el 61,1% de los pacientes tenía el colesterol LDL por debajo de 70 mg/dl a los seis meses. Al año, el 55,9% de los pacientes cumplía el objetivo.

Los resultados del estudio publicado en REC han revelado que la adherencia de los hospitales participantes a las recomendaciones de la SEC sobre el uso de iPCSK9 se sitúa entre el 1,5% y el 3,6% de los pacientes según los escenarios.

Objetivo cLDL

La SEC ha indicado que “uno de los grandes retos es hacer un mejor seguimiento de las recomendaciones de las guías y las sociedades científicas en relación con el control de los niveles de colesterol en prevención secundaria”. Tampoco existe un protocolo estandarizado de control de los valores lipídicos en la mayoría de los centros ni protocolos de derivación consensuados con Atención Primaria para el seguimiento del control lipídico de estos pacientes. En este sentido, Manuel Anguita ha considerado necesario realizar “cambios profundos en la mayoría de los hospitales a la hora de organizar protocolos de seguimiento de sus pacientes”.