“Hay que reforzar la AP para dar respuesta a la pandemia”, subrayó María José Avilés, presidenta de la Sociedad Española de Directivos de Atención Primaria (SEDAP).

Avilés presentó las líneas generales de actuación de la renovada Junta en la inauguración del Aula SEDAP que se está celebrando, en formato virtual, bajo el título “Más allá de la pandemia”.

Entre los objetivos, destacó incorporar a la Sociedad a representantes de todas las Comunidades, así como incrementar la colaboración con otras organizaciones científicas, “para afrontar la situación sanitaria actual”.

En este foro de encuentro, apostó por la reforma de la AP manteniendo los mismos sistemas de calidad y premiando las actividades que generen valor.

Aviles presentó el Aula virtual de SEDAP

María José Avilés, presidenta de la SEDAP.

En su opinión, los nuevos presupuestos en Sanidad deben reflejar el aumento de partidas para la AP. “Además, la reorganización tiene que tener un impacto en la mejora del servicio, para no seguir haciendo lo mismo”.

Todas las medidas a adoptar exigen alianzas entre pacientes, profesionales y gestores sanitarios, políticos y ciudadanía. “Porque solo se podrán implementar con equipos directivos formados y con un liderazgo que potencia la humanización”, sentenció.

Liderazgos

Rubén LLop, PhD Professor & Founding Partner, ofreció la conferencia inaugural sobre “Liderazgo en tiempos inciertos”, quien puso en valor la respuesta individual de los profesionales en la pandemia.

“La calidad de la respuesta tanto colectiva como individual fue extraordinaria”, señaló. “El liderazgo será tomar la decisión aquí y ahora y ser capaz de hacerlo”.

Reconoció que la empatía puede provocar un estrés empático. “Y llegar a un momento en el que el profesional no pueda más”. Por eso, a juicio de LLop, hay que hablar de compasión. “Porque compasión es la voluntad activa de evitar el sufrimiento de otros; pasar a la acción y hacer todo lo que está en sus manos para evitar el sufrimiento”.

LLup en su ponencia en el Aula SEDAP

Rubén LLop, doctor en Economía  y Gestión de Empresas.

Constató que en 2020 han fallecido por la COVID-19 más de un millón de personas, mientras que el sida ha matado a 800.000 personas. “A cada realidad cada persona le da una respuesta; la cuestión es dónde poner la atención”.

Sugirió que, a pesar de la dureza de la crisis, los profesionales debieran de disfrutar de este viaje pandémico. “Es una oportunidad única de añadir valor el poder ayudar a otras personas”

En el liderazgo, subrayó, la respuesta individual genera la colectiva. Llop instó al cuidado del cuidador. “Es preciso que os protejáis como profesionales”. Porque “si los ciudadanos pudiéramos dar una respuesta como la vuestra, la sociedad estaría mejor”, expresó.

Coordinación entre las CC. AA.

Ramón Morera Castell, representante de Cataluña en la Junta Directiva de SEDAD, moderó la primera mesa del Aula Virtual. Bajo el título Coordinación entre Servicios de Salud de las CC. AA. Éxitos y fracasos”, se refirió a la necesidad de lograr una mejor coordinación entre los 17 sistemas sanitarios del Estado.

“Hay que buscar espacios entre las Comunidades y el Estado para cohesionar mejor, dentro del modelo federal en el que nos encontramos, el SNS”.

En esta misma línea se manifestaron los ponentes, entre ellos José María Vergeles Blanca, consejero de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura. Vergeles mostró su satisfacción por la AP extremeña que destina 246 euros por habitante. “Sin la coordinación entre la Primaria y Salud pública no hubiéramos podido dar buena respuesta a la pandemia”.

Foro de gerentes

En su opinión, el consejo Interterritorial es un órgano que ha respetado la Ley de Cohesión del SNS, “pero sus decisiones siguen sin ser vinculantes; esto habría que cambiarlo”.

Abogó por la creación de un foro de gerentes de los Servicios de Salud de Salud autonómicos “para tomar las decisiones en el ámbito de gestión que no llegan al Interterritorial”.

Asensio López Santiago, gerente del Servicio Murciano de Salud, incidió en que las Comunidades donde se apostó por el protagonismo de la AP para confrontar la pandemia “hemos tenido mejores resultados”.

Aula virtual de la SEDAP

Ramón Morera, Gómez i Picaro, Vergeles y López Santiago.

Criticó que haya tenido que llegar una pandemia para que inyecten en los presupuestos 1.000 millones para la AP. “Es el reflejo de los errores del pasado”, dijo.

En su opinión, la reivindicación constante de la AP la ha convertido en lamento crónico que le ha hecho perder identidad dentro del sistema,que ha recuperado prestigio en los últimos meses”.

Nadie se pensaba que iba a ser el núcleo de salvación de la pandemia. “En pocos meses hemos visto que la AP ha salvado cientos de vidas. No había ocurrido nunca”, explicó.

Renovación de la AP

Patricia Gómez i Picaro, consellera de Salut i Consum de Baleares, también comentó la importancia de la coordinación, “ante la incertidumbre y los modelos sanitarios cambiantes”. Porque en pocos meses, reconoció, hemos tenido que tomar decisiones opuestas. “Ha sido necesario el estado de alarma para que se nos permita la contratación de profesionales y materiales”, se lamentó.

En este sentido, la pandemia ha conseguido desburocratizar actuaciones que la pandemia ha agilizado. Las gerencias de Baleares empezaron en 2019 una re-evolución de la AP”. En la Primaria incorporaron a otros sanitarios como los auxiliares de Enfermería, técnicos de laboratorios…“que han tenido un importante protagonismo”.

Compartió la opinión del resto de los expertos en que las Comunidades con una AP fuerte “han tenido mejores resultados en la pandemia”, remarcó.

Para la consejera balear, gestionar la Salud púbica con una AP fuerte es garantía de éxito . “Somos calidad, eficiencia. Por eso hay que dar a la AP la oportunidad de estar en primera línea”.

Aprendizajes posCOVID-19

Rocío Hernández Soto, representante de Andalucía en la Junta de la SEDAP, presentó la segunda mesa que giró en torno a los “Aprendizajes posCOVID 19. Impacto profesional y organizativo”.

Francisco José Sánchez Laguna, responsable del Servicio de Coordinación de Sistemas de Información del Servicio Andaluz de Salud, repasó los cambios en las formas de trabajo durante los primeros meses de la pandemia. “Las iniciativas digitales para la atención sanitaria que se iban a poner en marcha en seis meses, echaron a andar en pocas semanas”, explicó.

“Adaptamos las infraestructuras porque no estaban preparadas para trabajar desde casa; nadie se esperaba una pandemia de tal magnitud”.

Destacó distintos portales en funcionamiento, así como el programa Mercurio que posibilitó atender a los pacientes en sus domicilios.

Apostó porque el teletrabajo no invada el ámbito personal de los profesionales, “porque la tentación de utilizar lo digital a cualquier hora está ahí. Hay que buscar espacios entre lo personal y laboral”, apuntó.

 “Hay que reforzar la AP para dar respuesta a la pandemia”

Henández Soto, Caldentey, Sanchez y Hernández Pascual.

Visibilizar a los profesionales

Montserrat Hernández Pascual, gerente adjunto de Procesos Asistenciales de la Comunidad de Madrid, expuso todas las herramientas que implementaron cuando vieron el agravamiento de la crisis sanitaria.

“Implementamos la consulta telefónica, la teleconsulta y habilitamos unidades de apoyo comunitario para conocer las necesidades de dotación de recursos”, señaló.

Igual que el resto de los participantes en el evento de la SEDAP, elogió a los profesionales de AP y la labor de rastreo que llevaron a cabo. En este sentido, sostuvo “que los gestores tenemos que hacer más visibles a los sanitarios de Primaria porque son el gran pilar del SNS. Todo el pico de la pandemia ha pasado por la AP”.

Miguel Caldentey Tous, director gerente de AP de Mallorca, explicó el esfuerzo de las Islas para frenar al virus. “Enseguida pusimos a 340 personas a rastrear positivos y contagios”.

Competencias profesionales

Mallorca optó también por puntos covid-express para realizar las PCR y unidades volantes de atención, integradas por médicos y enfermeras, que acudían a los domicilios. “Lo que buscábamos era proteger los centros de salud para poder ver  a los pacientes no-covid; no queríamos que se quedaran sin control durante el confinamiento”, añadió Caldentey.

También, crearon una organización para la gestión de la pandemia en las residencias. “Asimismo, tuvimos que atender a los inmigrantes que llegaban en patera a los que alojamos en hoteles y les hacíamos el seguimiento”.

En estos meses, en su opinión, han descubierto las competencias profesionales. “No todo tiene que recaer en médicos y enfermeras; los auxiliares, administrativos, técnicos… han tenido roles destacados”.

“La pandemia ha desburocratizado un 30% las consultas de AP. La consulta telefónica nos fue muy bien, aunque tal vez abusamos de ella”, añadió.