La guía NICE recomienda el uso de estatinas en pacientes con riesgo cardiovascular igual o superior al 20%. El beneficio clínico que es obtiene es claro, con un perfil de seguridad asumible y un coste bajo.

El uso de estatinas permite alcanzar los objetivos exigidos, los efectos secundarios son muy asumibles y la relación coste beneficio es ampliamente positiva.

En prevención primaria, las estatinas reducen el riesgo de mortalidad total, de eventos coronarios, eventos cardiovasculares y revascularizaciones en comparación con placebo.

De hecho, la guía NICE hace énfasis en la importancia de valorar el riesgo cardiovascular, que permita clasificar el riesgo de cada individuo. Se ha demostrado que existen dos variables claras sobre el efecto del C-LDL, que son su nivel basal y la duración de la exposición de la pared arterial, a niveles elevados de C-LDL, por tanto no sólo es importante cuando más bajo mejor, sino también mientras más rápido mejor.

Prevención

La prevención de la enfermedad cardiovascular debe hacerse utilizando estrategias de priorización de pacientes con mayor probabilidad de alto riesgo. Es importante el empleo de escalas de valoración del riesgo, como REGICOR y SCORE, que indiquen el riesgo cardiovascular de los pacientes y de esta forma categorizar y priorizar su manejo.

Hay que tener en cuenta que se recomienda no calcular el riesgo coronario según la ecuación de riesgo REGICOR en personas mayores de 74 años, ni ante la presencia de enfermedad vascular establecida, hipercolesterolemia familiar o dislipemias genéticas.

Tampoco con la ecuación SCORE en personas mayores de 65 años, ni ante la presencia de enfermedad vascular establecida, hipercolesterolemia familiar o dislipemias genéticas.

A partir de un nivel de LDL > 190 mg/dl o de un nivel de CT >290 mg/dl hay que descartar hiperlipemias genéticas teniendo en cuenta otros signos clínicos, como xantomas tendinosos o arco corneal en mayores de 45 años) y antecedentes de enfermedad precoz en el caso índice o en los familiares de primer grado.

Recomendaciones de cribado

Según la guía NICE, las recomendaciones de cribado de dislipemias en población general se aconseja en varones cumplidos 40 años y 45 en mujeres.

A partir de los 40 años, en personas con riesgo bajo en la evaluación inicial, debe repetirse el cálculo del riesgo coronario cada cuatro años.

Se recomienda establecer medidas de prevención primaria con estatinas a dosis bajas moderadas en las personas entre 40 y 75 años con niveles de RCV >10% según la ecuación de REGICOR.

También, ante la presencia de otros factores de riesgo cardiovascular, como son antecedentes familiares de muerte coronaria prematura, antecedentes familiares de hipercolesterolemia familiar y evidencia preclínica de arteriosclerosis.

Modificaciones en el estilo de vida

En pacientes con cifras de colesterol superiores a 320 mg/dl y/o a 230 mg/dl de C-LDL también serían recomendables las medidas de prevención.

El tratamiento farmacológico debe ir precedidas y/o acompañadas de recomendaciones en el estilo de vida cardiosaludable.

Se recomienda no empezar el tratamiento con estatinas a dosis bajas-moderadas en personas con niveles de RCV <10%, según la ecuación de REGICOR. Pero en este grupo es importante promover medidas no farmacológicas de prevención.

En este contexto, no hay que olvidar que la adherencia terapéutica es importante en el paciente crónico. La utilización de una combinación fija que permita reducir el número de comprimidos siempre tiene un impacto positivo en el cumplimiento de la prescripción, lo que asegura que se obtiene el efecto que se desea conseguir.

Para la elaboración de este artículo se ha contado con la colaboración de los doctores especialistas en Atención Primaria Jai Daryanani Daryanani, Javier Rodriguez Peso, David Torres Villalón, Luis Caparros Sepúlveda, Salvador Ballesteros Riveros y Pablo Acosta Lara, de Mijas; Ismael Soguero Garcia, del Centro de Salud Teruel Urbano; Pilar Marco Catalán, Mariano Lozano Pasamar y Alfredo Morte Perez, del Centro de Salud Teruel Ensanche, y Carmen Aguilera Espinosa, Gema Clemente Pérez, Samuel Gracia Pérez de Algaba, Tatiana Teresa Moya Loro, Raquel Gambín Follana y Francisco José Serna Gea, de Orihuela.