"La combinación de la terapia génica y de la terapia nuclear aumenta el poderío antitumoral del sistema inmunológico. Y los hematólogos somos los profesionales ideales para liderar este tipo de tratamiento: llevamos 50 años trabajando con células en el laboratorio, y con los bancos de sangre", ha señalado el Dr. José María Moraleda, presidente de la Sociedad Española de Hematología y Hemostasia (SEHH). El debate sobre los procesos que permite la investigación y las dificultades de que éstos lleguen a todos los pacientes, con la preocupación por la sostenibilidad del SNS de telón de fondo, ha centrado la presentación del LVIII Congreso Nacional de la SEHH y XXXII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia (SETH), que acoge Santiago de Compostela y en el que, hasta el día 22 de octubre, se reúnen más de 1.700 especialistas, unos 1.100 llegados desde Portugal.

En el acto de presentación del Congreso han participado, además del Dr. Moraleda, el Dr. Vicente Vicente, presidente de la SETH, el Dr. Javier Corral, vicepresidente de la SETH, y el Profesor Mammen Candí, director del Tate Medical Center de Calcuta (India). La intervención de este último, que expuso las dificultades de "hacer mucho con menos recursos", en una situación como la de India, donde la anemia es un problema de salud de primer orden, pues tiene una prevalencia del 75 por ciento en niños menores de cinco años, y ocasiona el trece por ciento de la mortalidad materna, pero sólo el cinco por ciento de la población tiene recursos para adquirir el tratamiento necesario, sirvió como comparación de lo que se puede hacer en Occidente, donde se está consiguiendo cronificar las enfermedades hematológicas.

En Occidente y, especialmente, en Estados Unidos, ya se ven "con mucha esperanza los resultados de la terapia génica. El problema es que la terapia génica puede sustituir al uso farmacéutico de determinados productos, y tal vez no está resuelto el problema de si tenemos los recursos necesarios para llevarla a cabo", ha defendido por su parte el Dr. Vicente.

Uno de estos tratamientos es el de la terapia CAR-T, con la que se están dando los pasos iniciales para llevar a cabo estrategias de inmunoterapia tumoral. "Está ofreciendo resultados sorprendentemente buenos, extraordinarios, y en estadíos muy avanzados de la enfermedad", ha explicado el Dr. Moraleda, quien se ha referido a que la SEHH quiere potenciar un grupo específico de terapias con células K. y el interés es que la tecnología referente a estas terapias se mantenga "fuera del ámbito comercial".

Porque los presidentes de la SEHH y de la SETH han mostrado su profunda preocupación por la sostenibilidad del SNS, que ahora ven en peligro. Ambos han hecho una fuerte defensa del sistema sanitario público, aunque han rechazado una solución cercana a la que se da en India, con cada capa social aportando más o menos. Preguntado sobre si los pacientes que más tienen deben aportar más, el Dr. Moraleda ha contestado con un rotundo "no". "Lo que decimos es que, dentro del reparto del PIB, se haga más caso a la Sanidad y a la investigación. Queremos una Sanidad pública de calidad y para todos. En España ha habido una pérdida de "cerebros" y de financiación para la investigación. En la SEHH gastamos nuestro dinero en dar más becas".

En este sentido, el Dr. Vicente apunta que en España "hay que cambiar el concepto de investigación y que ésta sea multidisciplinar e integradora: integrar a los básicos para que aprendan el lenguaje clínico, y a los clínicos para que aprendan el básico: cambiar el individualismo por el trabajo en equipo, implicar a una multitud de especialistas", ha destacado el presidente de la SETH, una Sociedad "hija de la SEHH" y de carácter eminentemente multidisciplinar. "Sin investigación no hay desarrollo, es una fuente de riqueza y de salud. y estamos recibiendo pistas extraordinarias sobre la Medicina personalizada", ha dicho.

Un problema a resolver por las autoridades

El Dr. Vicente ha recordado lo costoso del desarrollo de un fármaco, desde la "selección de miles de moléculas" hasta que "dos o tres llegan a ser fármacos, tras ensayos muy costosos, lo que da lugar a medicamentos de precio elevado. "Ésta debe ser la preocupación de las autoridades sanitarias, y que no sea que los médicos encontremos el fármaco mejor frente a una enfermedad y que después no se puede aplicar por su alto precio", ha apuntado, y se ha referido también al "desequilibrio" que se da entre las comunidades autónomas españolas. "El problema real de la población española es cómo mantenemos este sistema", ha señalado.

Pero "o se sientan las autoridades, y también las asociaciones de pacientes, a analizar este problema que es social y no de los médicos, que intentamos prescribir lo mejor para los pacientes, o no habrá solución", ha afirmado, por su parte, el Dr. Moraleda.

En el apartado profesional, el presidente de la SEHH se ha referido al "nuevo paradigma" que se les presenta a los hematólogos, que deben aprender a convivir con enfermos de más edad y con comorbilidades. "Hace años ni se planteaba tratar a un paciente de más de 60 años que tuviera leucemia, ahora se tratan y con éxito", ha explicado. Por ello, y porque "tenemos que aprender de otras especialidades, la SEHH ha desarrollado el grupo de Hematogreiatría. "La pregunta abierta es cómo trata a nuestro pacientes, y hasta dónde llegar o qué hacer", ha dicho el Dr. Moraleda, quien va a ser relevado por el Dr. Sierra en la presidencia de la Sociedad.

Mejoras en trombosis

En el Congreso de Santiago de Compostela, en el que habrá 704 comunicaciones (464 pósteres) se tratarán todas las novedades científicas y extracientíficas de afectan a la especialidad. Todas ellas se intentará recogerlas en el periódico diario, "Hemato al día". Uno de estos avances, que ha explicado el Dr. Corral, se refiere a la trombosis, cuyos mecanismos y factores de riesgo se conocen cada vez mejor.

En la trombofilia hereditaria, se estima que hasta un 60 por ciento de la predisposición a sufrir una trombosis es debida a causas genéticas. Aunque el vicepresidente de la SETH ha explicado que no se debe "simplificar esta patología", pues "estamos intentando hallar los mecanismos de cada persona, y no es fácil: es un sistema complejo y hay más factores externos, ambientales, que también juegan", ha dicho, y se ha referido a que "los sistemas de secuenciación masiva van a revolucionar no sólo la Hematología, sino toda la Medicina".

Por último, en el marco del Congreso Nacional se va a celebrar, este sábado, la primera Marcha Solidaria SEHH-SETH, a favor de la Asociación Gallega de Trasplantados de Médula Ósea (ASOTRAME). Y para acercar a la población la especialidad, en la céntrica Plaza Roja de Santiago estará activa, durante el Congreso, una carpa: "Acércate a la Hematología. Conocemos tu sangre, ¿nos conoces tú"?.