Ante la posibilidad de que la hidroxicloroquina sea una opción en el tratamiento contra el coronavirus COVID-19 (tanto en los pacientes que han desarrollado la infección, como en la profilaxis o prevención de la infección en personas expuestas, como los profesionales de la salud), Laboratorios Rubió ha anunciado que trabaja en la posibilidad de incrementar su producción para dar respuesta, en la medida de sus posibilidades, al nuevo uso del medicamento.

Laboratorios Rubió es uno de los principales fabricantes de Dolquine, elaborado a base de hidroxicloroquina, un medicamento de prescripción médica indicado principalmente para personas que padecen artritis reumatoide aguda o crónica y lupus eritematoso sistémico y discoide crónico.

Según ha anunciado esta empresa farmacéutica española, dispone de su producto Dolquine en cantidad suficiente para abastecer las necesidades de los enfermos que lo requieran. Igualmente, ha informado de que tiene capacidad para triplicar esta producción en respuesta a las necesidades derivadas del uso profiláctico de Dolquine en los contagios del coronavirus y  en los pacientes contagiados en combinación con otros tratamientos.

Laboratorios Rubió se ha puesto a disposición de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) para poder abastecer el fármaco en función de sus capacidades productivas actuales. La AEMPS es la encargada de la distribución controlada de todo el stock de hidroxicloroquina/cloroquina, no solo en los centros hospitalarios como ya se estaba realizando, sino también en las farmacias, con el objeto de asegurar las dispensaciones de continuación en pacientes crónicos bajo las indicaciones autorizadas y organizar el stock sobrante para los ensayos clínicos que se están llevando a cabo y para su uso en tratamientos.

Compromiso

Como resultado del firme compromiso de Rubió con la sociedad, y ante la actual crisis sanitaria derivada de la COVID-19, la farmacéutica participa en varios ensayos clínicos nacionales e internacionales, como el que se está llevando a cabo en el Hospital Universitario Germans Trias i Pujol (Badalona) liderado por el Dr. Oriol Mitjà. La participación de Laboratorios Rubió se canaliza tanto mediante la aportación de  Dolquine como dineraria.

Además, participará en un proyecto europeo dentro de la convocatoria H2020 IMI Coronavirus, que actualmente se encuentra en fase de preparación. Se trata de un consorcio europeo del que forman parte los centros de España, Italia y Francia y que estará liderado por la Fundación de Lucha contra el SIDA.