Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana han identificado, en un estudio publicado en ‘Developmental Cell’, posibles dianas terapéuticas para prevenir la pérdida de audición causada por antibióticos.

En concreto, los expertos han identificado que la vía de autofagia en las células ciliadas está relacionada con la pérdida auditiva permanente provocada por los aminoglucósidos, una clase de antibióticos. Además, han desarrollado uno de los primeros modelos de laboratorio que no es susceptible a la pérdida de audición inducida por aminoglucósidos.

Los aminoglucósidos durante casi un siglo se han utilizado para tratar infecciones graves y, aunque el fármaco es un tratamiento de primera línea para las infecciones que amenazan la vida, particularmente en los países en desarrollo, debido a su bajo costo y baja incidencia de resistencia a los antibióticos, se ha informado que causa la muerte de las células ciliadas y la subsiguiente pérdida auditiva permanente entre 20 y 47 por ciento de los pacientes, aunque los mecanismos subyacentes no están claros.

Ante este escenario, los expertos analizaron bioquímicos para identificar las proteínas que se encuentran en las células ciliadas. Primero descubrieron que los aminoglucósidos se unían a la proteína RIPOR2, que se requiere para la percepción auditiva. "Dado que los aminoglucósidos desencadenan específicamente un cambio de localización rápido de RIPOR2 en las células ciliadas, planteamos la hipótesis de que RIPOR2 es esencial para la muerte de las células ciliadas inducida por aminoglucósidos", han explicado.

Así, crearon un modelo en el laboratorio que tiene una audición normal pero una expresión significativamente menor de RIPOR2. A través de estos experimentos, el modelo no tuvo una muerte significativa de células ciliadas ni pérdida auditiva después del tratamiento con aminoglucósidos.

"Luego descubrimos que RIPOR2 regula la vía de autofagia en las células ciliadas. Sabiendo esto, desarrollamos otros modelos de laboratorio sin la expresión de varias proteínas clave de autofagia que no presentaron muerte de células ciliadas ni pérdida auditiva cuando se trataron con el antibiótico", han zanjado.