Las personas mayores con hipotiroidismo pueden tener un mayor riesgo de desarrollar demencia, según un estudio publicado en la edición online de ‘Neurology’, la revista médica de la Academia Americana de Neurología. El riesgo de desarrollar demencia era incluso mayor para las personas cuya condición tiroidea requería medicación de sustitución de la hormona tiroidea.

El hipotiroidismo se produce cuando la glándula tiroides no produce suficientes hormonas tiroideas. Esto puede ralentizar el metabolismo. Los síntomas incluyen sensación de cansancio, aumento de peso y sensibilidad al frío.

"En algunos casos, los trastornos tiroideos se han asociado con síntomas de demencia que pueden ser reversibles con el tratamiento", apunta el autor del estudio Chien-Hsiang Weng, de la Universidad de Brown (Estados Unidos)–. Aunque se necesitan más estudios para confirmar estos hallazgos, la gente debe ser consciente de los problemas de tiroides como un posible factor de riesgo para la demencia y las terapias que podrían prevenir o frenar el deterioro cognitivo irreversible".

Hipotiroidismo o hipertiroidismo

Observaron quiénes tenían antecedentes de hipotiroidismo o hipertiroidismo. El hipertiroidismo, que también se denomina tiroides hiperactiva, se produce cuando la tiroides produce demasiada hormona. Esto puede aumentar el metabolismo. Los síntomas incluyen la pérdida de peso involuntaria, latidos cardíacos rápidos o irregulares y nerviosismo o ansiedad. Un total de 102 personas tenían hipotiroidismo y 133 hipertiroidismo.

Los investigadores no encontraron ninguna relación entre el hipertiroidismo y la demencia. De las personas con demencia, 68 personas, o el 0,9%, tenían hipotiroidismo, en comparación con 34 de las personas sin demencia, o el 0,4%.

Cuando los investigadores ajustaron otros factores que podrían afectar al riesgo de demencia, como el sexo, la edad, la presión arterial alta y la diabetes, descubrieron que las personas mayores de 65 años con hipotiroidismo tenían un 80% más de probabilidades de desarrollar demencia que las personas de la misma edad que no tenían problemas de tiroides. En el caso de las personas menores de 65 años, tener antecedentes de hipotiroidismo no se asociaba a un mayor riesgo de demencia.

Cuando los investigadores observaron sólo a las personas que tomaban medicación para el hipotiroidismo, descubrieron que tenían tres veces más probabilidades de desarrollar demencia que las que no tomaban medicación. "Una explicación de esto podría ser que estas personas son más propensas a experimentar mayores síntomas de hipotiroidismo cuando el tratamiento era necesario", apunta Weng.

Weng puntualiza que el estudio observacional no demuestra que el hipotiroidismo sea una causa de demencia, sino que sólo muestra una asociación.