Los tumores neuroendocrinos representan en torno al 2 por ciento de todos los tipos de cáncer en el mundo. Generalmente, suelen afectar a hombres y mujeres de entre 50 y 60 años. Su mayor dificultad es que sus síntomas son poco claros y difíciles de identificar.  Esto se traduce en un retraso en su diagnóstico de más de cinco años. Para abordar la investigación de estos tumores neuroendocrinos se presenta el documental ‘Historia de un cambio’.

Se trata de un proyecto de Ipsen, compañía biofarmacéutica global centrada en innovación y atención especializada. El mismo se ha presentado en la XVII Edición del Simposio Internacional del Grupo Español de Tumores Neuroendocrinos y Endocrinos (GETNE). Durante el mismo intervenía Enrique Grande, jefe del Servicio de Oncología Médica de MD Anderson Cancer Center Madrid.

“Seguimos sin curar a la mayoría de estos pacientes y seguimos teniendo una media en el retraso del diagnóstico de la mayoría de estos tumores de más de 5 años. De ahí que el futuro pase por aumentar su conocimiento entre la población general y entre los médicos de atención primaria”. No obstante, estos suelen ser los primeros que se pueden enfrentar a este tipo de cáncer sin ser conscientes de ello. En la clínica, “debemos mejorar en aprender a seleccionar pacientes para una u otra opción de tratamiento y aprender a secuenciar los fármacos que tenemos”, añade Enrique Grande. Y, por último, “seguir insistiendo en la biología molecular, para desgranar los entresijos moleculares de este tumor y que podamos desarrollar nuevas alternativas y aplicar una medicina personalizada para su tratamiento”, ha concluido este experto.

‘Historia de un cambio’ de 20 años

‘Historia de un cambio’ cuenta con la colaboración de especialistas en la enfermedad, en total 23 oncólogos y 6 endocrinólogos. Cuenta también con el testimonio de una paciente. Todo ello para repasar los principales hitos y descubrimientos en la investigación de los tumores neuroendocrinos a lo largo de los últimos años. De esta forma, el documental aborda los últimos 20 años de la investigación a través de 8 ciudades en 3 800 km.

“Son muchos los avances que han existido en los últimos años a la hora de abordar y conocer mejor los tumores neuroendocrinos”, resumía Grande.  Sin embargo, el experto destaca tres: el descubrimiento de la importancia de los receptores de la somatostatina y su implicación en el diagnóstico y en el manejo de la enfermedad metastásica; el mejor entendimiento del metabolismo de la célula tumoral y de la relación de ésta con su entorno, y la caracterización de la cascada de producción de la serotonina. Esta origina el síndrome carcinoide que tanto afecta a la calidad de vida de aproximadamente el 20 por ciento de los pacientes.