Investigadores de la Glasgow University, en Reino Unido, han descubierto por qué los hombres son más propensos que las mujeres a desarrollar diabetes tipo 2. Su estudio, publicado en Diabetologia, demuestra que ellos son biológicamente más susceptibles de padecer diabetes tipo 2, por lo que necesitan ganar mucho menos peso que ellas para que aparezca esta enfermedad.

La distribución de la grasa corporal es importante, pues los hombres tienden a almacenarla en  hígado y alrededor de la cintura, mientras, las mujeres tienen mayor cantidad de grasa subcutánea “segura” almacenada en muslos y  caderas, por ejemplo. Esto significa que las mujeres necesitan acumular más grasa en general que los hombres para desarrollar los depósitos  grasos perjudiciales que se vinculan con la diabetes.

Para realizar este estudio, los investigadores analizaron datos de 51.920 hombres y de 43.137 mujeres de Escocia que padecían diabetes, observando el peso y la obesidad midiendo el IMC. Los resultados demostraron que las mujeres desarrollaban diabetes al llegar a un IMC mayor que los hombres. En concreto, el IMC en el momento del diagnóstico en hombres fue de 31,83 y en las mujeres del 33,69.

Los investigadores dicen que este hecho ayudaría a explicar por qué los hombres tienen mayores tasas de diabetes en muchas partes del mundo. Según ha señalado la doctora Victoria King, directora de investigación en diabetes de Reino Unido, “es una circunstancia preocupante que los hombres desarrollen diabetes tipo 2 en una tasa mayor que las mujeres”. “Investigaciones como esta nos ayudarán a entender por qué  y nos dará más pista sobre lo que debemos mejorar en prevención”, concluye.