Los hombres de mediana edad son dos veces más proclives que las mujeres a obtener un diagnóstico de cáncer de colon tras someterse a una colonoscopia. Así lo constata un estudio de la Universidad de Medicina de Viena (Austria), publicado en Journal of the American Medical Association, cuyas conclusiones desafían las recomendaciones que se incluyen en las guías actuales para manejar esta enfermedad.

En la actualidad, las personas en riesgo de desarrollar cáncer de colon, tanto hombres como mujeres, comienzan a someterse a controles preventivos para detectar esta enfermedad a partir de los 50 años. Sin embargo, este nuevo estudio muestra que existe una diferencia de casi 10 años entre hombres y mujeres en el desarrollo de tumores de colon y recto.

Según este trabajo, unos 80 hombres de 55 años necesitarían someterse a colonoscopias para detectar un cáncer, mientras que eso es así entre las mujeres de 65 años. La misma lógica se mantiene para los crecimientos precancerosos adenomas avanzados, que los médicos buscan durante las colonoscopias.

Según MonikaFerlitsch, de la Universidad de Medicina de Viena y autora del estudio, en una cohorte de austriacos que se sometieron a colonoscopia de control, la prevalencia y cantidad necesaria de búsquedas de adenomas avanzados fue comparable entre los hombres de 45 a 49 años y las mujeres de 55 a 59 años.

Para desarrollar este estudio, Ferlitsch y su equipo observaron datos de más de 44.000 austriacos que se habían realizado colonoscopias entre 2007 y 2010. Así descubrieron que un 25 por ciento de los hombres tenían adenomas, en comparación con el 15 por ciento de las mujeres. En el caso de tumores totalmente avanzados, las cifras fueron del 1,5 y el 0,7 por ciento, respectivamente.

Aunque los motivos de las diferencias no están claros, Ferlitsh ha apuntado que podría deberse a la existencia de un mayor sobrepeso y más casos de hígado graso entre los varones, problemas de salud ambos vinculadas con el cáncer de colon.