E.P.- Facultativos del Hospital Comarcal de Sierrallana han practicado dos intervenciones quirúrgicas sirviéndose de un robot por control remoto manual, para el cual ya se están estudiando nuevas aplicaciones en el campo de la Medicina. De esta forma, Sierrallana pasa a ser el primer centro hospitalario en España que prueba este robot. El hospital fue elegido por ser un referente en técnicas laparoscópicas y especialmente en hernias renales y de colon, en las que se aplica este sistema, según han informado fuentes del Servicio Cántabro de Salud (SCS).

Este novedoso instrumental hace posible, además, que un cirujano pueda atender simultáneamente dos funciones como son la de ordenar hacia dónde tiene que dirigirse la óptica y, a la vez, realizar la intervención. Dichas operaciones realizadas en Sierrallana con este instrumental, fueron practicadas por el equipo del Servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo del Hospital. En concreto, se trató de una colecistectomía laparoscópica por cálculos de vesícula y una hernioplastia endoscópica.

El robot se controla a través de un control remoto que se acopla en la palma de la mano del propio cirujano y cuenta con seis botones que transmiten al robot las órdenes sobre cómo debe dirigir la óptica. Dicha óptica, que se mueve en tres dimensiones para intervenir correctamente, permite además visualizar la cavidad abdominal y la zona que se va a operar.

Con estas intervenciones se trata de que los cirujanos comprueben la eficacia que tiene el aparato, aporten sus sugerencias para mejorarlo, y estudien las perspectivas de futuro. Es por ello, que estas sesiones quirúrgicas suponen el primer paso de cara a otras acciones futuras, dado que ya se está estudiando la posibilidad de que robots de esta naturaleza detecten la consistencia de los tejidos, como son la dureza de una tumoración, o determinen si se trata de una estructura nerviosa, muscular o vascular.