Abbott ha anunciado los resultados de las extensiones abiertas a largo plazo de los estudios de fase III PREMIER y DE019, que evaluaron HUMIRA (adalimumab) más metotrexato (MTX) durante un máximo de ocho años en pacientes con artritis reumatoide (AR) temprana moderada o grave y hasta diez años en pacientes con AR de larga duración moderada o grave, respectivamente. En ambos estudios, se evaluó en los pacientes la actividad de la enfermedad, la mejora de la función física y la inhibición de la progresión radiográfica, incluido el porcentaje de pacientes sin progresión radiográfica posterior (cambio en la puntuación total modificada de Sharp de ” 0,5). Estos resultados se presentaron en la reunión científica anual del American College of Rheumatology (ACR) en Chicago.

“El tratamiento de los pacientes con AR es mucho más que simplemente tratar los signos y síntomas de la enfermedad. también se trata de inhibir la progresión radiográfica y mejorar la función física”, afirmó el doctor Edward Keystone, catedrático de Medicina en la Universidad de Toronto, Canadá. “Estos estudios ofrecen datos complementarios que respaldan la utilidad del tratamiento con Humira de la AR temprana y de larga duración moderada a grave”, añadió.

DE019 y PREMIER se encuentran entre los ensayos de extensión abiertos de mayor duración en la AR. Se dispone ya de datos de ocho años de Humira de respuesta clínica, inhibición radiográfica y función física en la AR temprana moderada o grave y datos de diez años de pacientes con AR de larga duración. Los resultados de estos estudios de extensión a largo plazo se añaden a la cantidad de pruebas que tienen los reumatólogos al tratar a los pacientes con una enfermedad potencialmente debilitante crónica y dolorosa como es la AR.

“La capacidad para inhibir la progresión de la enfermedad y mejorar la función física es el punto de referencia actual para el tratamiento de la AR”, afirmó el doctor John Leonard, vicepresidente senior de Desarrollo e Investigación Farmacéutica de Abbott. “Cuando no se trata la AR de forma eficaz, las consecuencias radiográficas son irreversibles y pueden resultar devastadoras para los pacientes. Se ha recogido una amplia variedad de datos sobre la inhibición radiográfica de Humira a largo plazo en la AR temprana y de larga duración”, señaló.