El Gobierno de Baleares ha dado el visto bueno a la Oferta Pública de Empleo con 3867 plazas para el personal del Servicio de Salud (IbSalut). Será la mayor de esta legislatura y el objetivo es el de “fortalecer y mejorar la asistencia sanitaria de la red pública balear”, tal y como lo ha explicado la consejera de Presidencia, Pilar Costa.

Las plazas corresponden a 104 categorías profesionales diferentes, 3.456 plazas corresponden a turno libre y 420 a promoción interna. La convocatoria es la OPE más importante de la historia de las Islas Baleares.

La OPE posibilitará a rebajar de manera sustancial la temporalidad de los sanitarios del Servicio de Salud balear, que los sindicatos sitúan en un 40%. Con las plazas que saldrán a concurso se pasara la temporalidad al 8%.

Por categorías, se convocan principalmente plazas de enfermería (874), de auxiliares de enfermería (559), de auxiliares administrativos (324) y de medicina de familia de Atención Primaria (158). La totalidad de las plazas se proveerán durante los próximos tres años.

Con la aprobación se cumple el acuerdo logrado por la Mesa Sectorial de Sanidad el 13 de diciembre con el apoyo de mayoría de los agentes sociales de la Comunidad.

Desde el inicio de esta legislatura se han ofertado un total de 5.170. De ellos, 228 corresponden al año 2015, 454 al año pasado, 612 de enero de este año y las 3.876 de esta convocatoria.

El Gobierno balear, haciendo suyas las propuestas de las organizaciones sindicales, con la política de estabilización de empleo busca rebajar la precariedad y recuperar los derechos de los trabajadores públicos que fueron recortados en la legislatura pasada. De este modo fidelizarán también que los profesionales se queden en el sistema y se fortalezca la red sanitaria pública.

Respecto al requisito del catalán Costa ha recordado que se pueden hacer excepciones que, por ejemplo, para el caso de las auxiliares de enfermería “a priori no parece ser una de las categorías deficitarias”.

Desde la Administración balear se quiere lanzar un mensaje a los que opten a las plazas de “normalidad” con respecto a que se pueda cubrir todas las plazas que tengan como requisito saber catalán.