Según el Indicador del SNS de diciembre de 2016, las listas de espera quirúrgica tienen un tiempo medio de demora de 115 días, lo que se traduce en más de 614.000 pacientes en toda España.

Ante esta problemática, a finales del mes de agosto, la Fundación IDIS , representante de un amplio grupo de hospitales de la Sanidad Privada española, proponía un plan de choque, que se basaba en la inversión única  de alrededor de 1.500 millones de euros en la Sanidad Privada, para que esta ponga a disposición del SNS todos sus recursos para reducir las listas de espera a cero antes de final de año.

Como respuesta a esta iniciativa, las organizaciones representativas de los médicos de Madrid, en concreto ICOMEM, AMYTS y AFEM se han manifestado en contra del mismo, argumentando que “esa medida podría llevar consigo el lucro de unos pocos y recortes en los servicios sanitarios que reciben todos los madrileños”.

Otros planes de choque en la Sanidad madrileña

En concreto, de los 1500 millones de inversión estatal, 146 millones corresponderían a la Comunidad de Madrid, por lo que las tres organizaciones se consideran defensoras del trabajo de los médicos madrileños,  independientemente de donde desarrollen su labor profesional. Es por ello que creen estar en su deber al manifestarse a este respecto, posicionándose en contra de la posibilidad de delegar las responsabilidades de la gestión pública.

Por otra parte, señalan que las listas de espera también son consecuencia de los recortes, que sólo han servido para dar una imagen deteriorada de nuestra Sanidad y perjudicar a médicos y pacientes. Además, hacen hincapié en que la propuesta de IDIS choca de plano con una de las acciones fundamentales de la Administración, que es la gestión de los fondos públicos y cuya aceptación sería el reconocimiento de una incapacidad gestora.

Al igual que La Fundación IDIS solicitó reuniones con los máximos responsables del Ministerio de Sanidad y de las Comunidades Autónomas para presentarles el plan de cara a poder diseñar una estrategia, ICOMEM, AMYTS y AFEM piden reunirse con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, para que escuche sus propuestas, ya que “su experiencia y conocimientos pueden contribuir a mejorar la gestión de los recursos sanitarios y, por tanto, el estado de la Sanidad madrileña”.

En su momento, la Fundación IDIS ya argumentó  que entendían que esta se trataba de  “una operación de choque, que técnicamente permitiría eliminar un grave problema en pocos meses, pero creemos que no es la solución definitiva para acabar con las listas de espera. Sin embargo, es un paso decisivo para sentar las bases de un modelo de cooperación público-privado eficaz”.

En relación a estas afirmaciones,  las organizaciones representantes de los médicos recuerdan por su parte que no es el primer plan de choque que se pone en marcha para paliar el problema de las listas de espera, y que fracasa.

Así, ponen de manifiesto que el Gobierno regional ya puso en marcha un plan para acabar con las listas de espera quirúrgica, con una dotación presupuestaria de 80 millones de euros para el período 2016-2019, “que ha demostrado ser completamente insuficiente desde su planteamiento hasta su ejecución”.

De esta forma, la nueva propuesta aún a debate, según los representantes de las organizaciones médicas, “sólo ha venido a decir que solucionar el problema de la lista de espera madrileña no vale los 80 millones que se presupuestaron, sino el doble”.