La Vocalía de Médicos en Formación del Colegio de Médicos de Madrid, junto con un grupo de estudiantes de Medicina, ha celebrado este fin de semana la “I Jornada sobre Medicina y Redes Sociales (#MeDiMAD)” en la sede del ICOMEM.

“El objetivo que teníamos, que era que fuera un encuentro totalmente distinto a todos los que se están organizando, muy práctico y con temas que preocupan realmente en el día a día a los médicos, lo hemos conseguido”, señala presidente del Colegio de Médicos de Madrid, Miguel Ángel Sánchez Chillón, presidente del Colegio de Médicos de Madrid, y Borja Castejón, vocal de esta institución.

En este encuentro  se han abordado, por ejemplo, “Las consecuencias que tiene el uso de la libertad de expresión a través de las redes sociales”, “Cómo formarse usando las redes”, “La interconsulta por WhatsApp”, “Compañerismo y redes sociales: experiencias desde las trincheras” o “Desestigmatizando al bloguero freak”.

El decálogo #MeDiMAD, dado a conocer durante el encuentro, recoge la importancia de Google como potente aliado en la relación médico-paciente, las redes sociales como canal para llegar a más gente, teniendo cuando de lo que se va a poner en ellas, discernir entre los recursos de calidad y emplearlos para la propia formación, emplear WhatsApp para la interconsulta pero con precaución e involucrarse en la revolución que va a suponer el big data y la inteligencia artificial.

Además, la libertad de expresión puede tener consecuencias profesionales, jurídicas y de imagen. El decálogo recomienda que ante la duda cualquier profesional debe recurrir al Código Deontológico. Por último, señala que los especialistas necesitan un espíritu  muy crítico para valorar el contenido de internet.