El Comité Científico del ICOMEM sobre covid-19 reclama una Ley de Pandemias para reaccionar ante futuras catástrofes. Para ello, ha elaborado el documento de posicionamiento ‘Lecciones de la covid-19 para el futuro’.

Su objetivo es establecer una hoja de ruta que recoja planes concretos y bien definidos ante futuras catástrofes. Para ello, la propuesta pasa por aprobar una Ley de Pandemias/Catástrofes que condense y ordene la dispersa y múltiple legislación actual. En este sentido, defiende que el Estado tiene que ejercer un poder único adecuado a cada situación y con vigencia nacional.

Concretamente, indican que en esta Ley de Pandemias deberían existir planes de catástrofes específicos al menos para la Atención Primaria, Atención Hospitalaria y Centros Sociosanitarios. La garantía del mantenimiento de las vías de comunicación y abastecimiento es esencial, así como la garantía de producción autóctona de materias de primera necesidad.

Ley de Pandemias y formación

Otra cuestión que tienen en cuenta es que la pandemia ha puesto de manifiesto la necesidad de redefinir los planes de formación de los médicos. Es por ello que ICOMEM plante que, en sus distintas especialidades, tienen que asumir reformas que permitan un entrenamiento más versátil y transversal.

Asimismo, esta Ley de Pandemias debe abordar la investigación nacional. Esta debe tener planes para poder responder con rapidez a preguntas que plantee cada crisis. Para ello, debe utilizar todos los recursos de la nación. En particular todos los datos y capacidades del sector sanitario.

En esta línea, los planes de contingencia deben considerar los aspectos éticos y cubrir las necesidades de pacientes y familias con un enfoque humanizado. Además, para que todo funcione la comunicación debe ser rápida, eficiente y veraz y tiene que estar contenida en un proyecto especial para este sector en circunstancias de crisis. Finalmente, el Comité exige la creación de un Centro coordinador nacional de grandes catástrofes y Salud Pública. Este órgano podría contribuir a enfrentar mejor las crisis del futuro.