Recientemente los residentes de Urgencias del Hospital 12 de Octubre convocaban una huelga para el próximo día 26 ante la situación de desprotección, tanto para ellos como para los pacientes, que ha producido, según exponían, la falta de información y supervisión en su quehacer médico.

Ante esta situación, el Colegio de Médicos de Madrid (ICOMEM) ha solicitado al Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) que le proporcione la información relativa a este caso. Como ha expuesto Borja Castejón Navarro, vocal de Médicos en Formación, “queremos conocer de primera de mano los mecanismos de supervisión y recursos que tiene el centro para garantizar la calidad asistencial prestada a los pacientes”.

Ante la convocatoria de huelga, que además tendría un carácter indefinido, desde ICOMEM se han ofrecido a mediar para que se establezcan los procedimientos oportunos para que las condiciones de los médicos residentes sean las adecuadas para garantizar su formación y que la plantilla de Urgencias pueda disponer de los medios necesarios para una correcta supervisión, sin sobrecargas de trabajo y cumpliendo lo estipulado en la normativa vigente”, tal y como ha declarado Castejón Navarro.

La postura de la OMC

Por su parte, la Vocalía Nacional de Médicos Jóvenes y Promoción de Empleo de la Organización Médica Colegial (OMC) también ha querido mostrar su apoyo a la huelga convocada por los residentes del Hospital 12 de Octubre.

En un comunicado han insistido en la importancia del cumplimiento del programa formativo, así como de la supervisión progresiva de los médicos residentes, de forma gradual, tal y como viene estipulado en el artículo 15 del Real Decreto 183/2008 y en el  artículo 4 del Real Decreto 1146/2006. Así, han explicado que esta vocalía de la OMC considera que las movilizaciones convocadas por los MIR del Hospital 12 de Octubre están “plenamente justificadas”, dado que “el médico está obligado a denunciar aquellas deficiencias que puedan afectar a la correcta atención de los pacientes” (Código de Deontología Médica). Al mismo tiempo, lamentan que para que se cumpla la normativa vigente se haya tenido que llegar a esta situación.

En este sentido, han manifestado que es indispensable contar una plantilla estructural adecuada para dar respuesta a las necesidades asistenciales y formativas de los médicos residentes, ya que están en un periodo de formación. Para ello recuerdan la exigencia de cumplir con el del Real Decreto 183/2008 por parte de todas las Comunidades Autónomas.