E.P, Barcelona.- El grupo parlamentario Iniciativa per Catalunya "Verts (ICV) ha defendido en el Pleno de la Cámara catalana una moción que exige "detener inmediatamente el proceso de concurso y contratación de la gestión de centros, servicios y establecimientos sanitarios" con entidades ajenas a la Administración, ya que este modelo "tiene efectos negativos sobre los pacientes y los trabajadores" de estos centros de Atención Primaria (CAP), según ha denunciado esta formación política.

El portavoz parlamentario de ICV, Joan Boada, aseguró que dicho "proceso de privatización rompe la equidad del sistema sanitario", por lo que reclamó que se garantice su carácter público. Para ello, la moción propone reformar la Ley de 1995 para suprimir el artículo que autorizaba la cesión de la gestión de los CAP a manos privadas.

El texto invita asimismo a apostar por "un modelo sanitario descentralizado, que tenga el Instituto Catalán de la Salud (ICS) como eje central y otorgue a los entes locales la posibilidad de asumir la gestión delegada de los centros, servicios y establecimientos sanitarios de base local, con la provisión de financiación correspondiente". La moción solicita también al Gobierno catalán la elaboración "en un plazo de tres meses, de un plan de flexibilización y mejora de la eficiencia de la gestión del ICS" y, en el mismo periodo, se exigen las modificaciones legales necesarias para "separar de la gestión de los CAP de la de los hospitales". Entre otros aspectos, reclaman también que se "complete urgentemente la reforma de la Atención Primaria" y que se "cree una comisión técnica y parlamentaria para evaluar el conjunto" de estos servicios sanitarios.