La hemofilia es una enfermedad hereditaria que afecta a cerca de 3.000 personas en España, caracterizada por la aparición de hemorragias internas o externas debidas a un déficit en los factores VIII o IX que participan en el proceso de coagulación de la sangre. En concreto, la hemofilia B se caracteriza por un factor IX defectuoso o en concentración insuficiente. Estos son los pacientes que se podrán beneficiar de un nuevo tratamiento financiado por el Sistema Nacional de Salud a partir del 1 de marzo. Se trata de Idelvion, un tratamiento de acción prolongada que une el factor de coagulación IX recombinante con la albúmina recombinante, de forma que los pacientes pueden dejar pasar hasta 14 días entre perfusiones.

Hasta ahora, las infusiones intravenosas cada 3 o 4 días suponían una disminución significativa de la calidad de vida y una dependencia para los pacientes con hemofilia y sus familiares que, en algunos casos, requerían de la utilización de accesos venosos centrales u otro tipo de dispositivos. “Los ensayos clínicos han confirmado que Idelvion mantiene unos niveles de actividad del factor IX por encima del 5 por ciento durante más de 14 días en la mayoría de los pacientes, lo que supone una tasa anual de hemorragias espontáneas de cero”, ha señalado la directora general de CSL Behring, Mª José Sánchez. Por tanto, la utilización de Idelvion permitiría reducir considerablemente el número de infusiones, pudiendo pasar de 156 al año (3 por semana) a tan solo 26.

Cabe recordar que la hemofilia B afecta a más de 10.000 personas en Europa y, en España, la prevalencia se estima en alrededor 319 personas, representando el 13,3 por ciento de los pacientes con hemofilia.

De esta forma, cuatro años después de su autorización por el