E.P.- El cuadro más claro hasta el momento de como dos proteínas determinan el destino de una célula madre que está genéticamente programada para desarrollarse bien como pelo o bien como piel, se está consiguiendo gracias a embriones de ratones que sirven de modelo para la biología humana a un grupo de investigadores de la Universidad de Rockefeller (EE.UU.).

Las conclusiones del nuevo estudio se publican ahora en la última edición de la revista Nature. Las proteínas, llamadas Wnt y noggin, actúan en concierto para establecer las fases del desarrollo de las células madre en folículos pilosos o bien en epidermis.

Estas dos proteínas ayudan a cambiar la forma de las células madre, de forma que se pueda separar de otras células adjuntas y moverse hacia abajo, un paso en el desarrollo que es esencial para que un folículo piloso se forme a partir de una célula madre.

Dado que Wnt y noggin son proteínas que se dan naturalmente en los seres humanos, el nuevo estudio permitirá un mejor entendimiento de cómo actúan las células madre en el organismo humano.

La ruta de Wnt involucrada en el crecimiento del pelo se ha implicado ya en algunos cánceres, como el de colon y el cáncer de mama. Además, el mismo proceso que desencadena la separación de una célula madre de otras células, puede esclarecer cómo se metastatizan o extienden las células a partir de un tumor cancerígeno anfitrión, según los autores del nuevo trabajo.