Un grupo de científicos de la Universidad de Hong Kong anunciaron ayer que han identificado un nuevo virus que sería el causante de la epidemia de neumonía atípica, conocida como síndrome severo respiratorio agudo, que ya ha dejado 13 muertos -el último un anciano de 80 años que falleció ayer en Hong Kong – e infectado a unas 400 personas en el mundo, según recoge el diario ABC en su edición del lunes, 24 de marzo.

Los investigadores indicaron que lograron realizar un cultivo del virus tras aislar la muestra de un pulmón de un paciente infectado. El jefe del departamento de virología de la universidad, Malik Pieris, tildó al virus de "astuto" y declaró que serían necesarias nuevas pruebas antes de poder llegar a las conclusiones definitivas.

Los resultados que se han conseguido en Hong Kong serán examinados y evaluados junto con los que se obtengan de una decena de laboratorios en el marco de las investigaciones a nivel internacional encargadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El coordinador de la investigación para la OMS, Klaus Stohr, estimó que el éxito de la cooperación permitiría limitar la difusión de la enfermedad. "Científicos que normalmente compiten están trabajando estrechamente juntos. En menos de una semana han llegado a obtener resultados que en otras circunstancias habrían tardado meses. Este rápido progreso alimenta la esperanza de que la enfermedad pueda contenerse en breve", indicó el coordinador de la OMS.