E.P.-Investigadores del Instituto Nacional del Cáncer (NHS de Estados Unidos) y cirujanos del Instituto del Cáncer de la Universidad Fundan de Shanghai (China) han identificado un patrón de la actividad genética que se da únicamente las células del carcinoma hepatocelular que sufren metástasis, lo que les permite determinar las posibilidades de crecimiento de un tumor y decidir la mejor estrategia de tratamiento para cada paciente.

Se trata de las conclusiones de un estudio publicado en la revista especializada Nautre Medicine, basado en el análisis de los genes activos en las células tumorales que ha permitido a los científicos predecir las posibilidades de extensión de este tipo de tumor, el más frecuente entre los activos, según informó hoy el NHS.

Asimismo, los responsables del trabajo, han identificado un gen específico y necesario para que se produzca la metástasis en el tumor y que podría ser un indicador eficaz del diagnóstico contra la metástasis.

"Si podemos identificar qué tumores tienen mayor tendencia a expandirse entre los pacientes con estadios avanzados de la enfermedad aumentará nuestra capacidad para individualizar los tratamientos de la misma", explicó Xin Wei Wang, del Instituto Nacional del Cáncer y principal autor de la investigación.

El carcinoma hepatocelular es uno de los tumores más frecuentes y malignos en todo el mundo, ya que aunque las tasas de incidencia son relativamente bajas en países como Estados Unidos, ocurre lo contrario en Asia y África, donde son más prevalentes los factores de riesgo asociados al mismo, como infección hepática o la contaminación alimentaria.