Un estudio multicéntrico internacional, publicado en Theranostics, ha identificado una firma de seis biomarcadores que permiten predecir el desarrollo de metástasis en feocromocitomas y paragangliomas, tumores endocrinos con una incidencia de 3-8 casos por cada millón de habitantes. Uno de estos biomarcadores podría servir también para seleccionar pacientes que se beneficiarían de terapias moleculares específicas, según el equipo de Mercedes Robledo, jefa del Grupo de Cáncer Endocrino Hereditario del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), que ha trabajado en colaboración con el Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Raras (CIBERER).

Los feocromocitomas y los paragangliomas llegan al estadio de metástasis en el 15-20 por ciento de los pacientes. Gracias a esta investigación, se ha identificado una firma de seis microARNs asociada con un mayor riesgo de progresión metastásica. Los microARNs son pequeñas moléculas de ARN que tienen la capacidad de regular la expresión de otros genes que se encuentra alterada en numerosas enfermedades.

El interés del hallazgo radica en que la firma está ya presente en el tumor primario, es decir, puede ayudar al diagnóstico. Con el apoyo de un grupo de investigación de Francia, se ha detectado la misma firma de microARNs en suero de pacientes y asociar su presencia a una progresión más rápida de la enfermedad.

Datos genómicos

Las conclusiones del estudio han revelado también que el análisis de los datos genómicos en su conjunto (mirnoma, transcriptoma y proteoma) permite sugerir que uno de los microARNs identificados podría servir para seleccionar pacientes que se beneficiarían de terapias moleculares específicas.

Bruna Calsina, investigadora del CNIO, es la primera firmante de este estudio realizado con la participación de un equipo multidisciplinar y un consorcio internacional de centros de referencia de Francia, Italia, Holanda, Alemania, Suiza y España. “Gracias a los resultados conseguidos, estamos un poco más cerca de encontrar el talón de Aquiles de este tipo de tumor huérfano”, ha comentado.