Un equipo de investigación multicéntrico formado por profesionales de la psiquiatría, la epigenética y la bioestadística ha descubierto cinco genes relacionados en el desarrollo de la anorexia nerviosa.

En concreto, el objetivo de este grupo de investigadores era descubrir las bases epigenéticas de esta patología. Hasta el momento, el diagnóstico se establece sobre criterios únicamente clínico. Es decir, sin contar con marcadores biológicos, genéticos o epigenéticos.

De esta forma, este trabajo detectó varios genes implicados en la anorexia nerviosa: PPP2R2C, CHST1, SYNJ2, JAM3 y UBAP2L. Los dos primeros se han asociado al rasgo metabólico de la diabetes tipo 2. La diabetes tipo 2 y las anomalías en la secreción de la insulina y los niveles de glucemia se han relacionado con la anorexia nerviosa.

Por su parte, los genes UBAP2L y SYNJ2 se han relacionado con el trastorno bipolar y la iniciación al consumo de cannabis, respectivamente. Las comorbilidades psiquiátricas son muy comunes en la anorexia nerviosa e incluyen trastornos como ansiedad, trastorno obsesivo compulsivo, trastornos de personalidad o por abuso de sustancias. La investigación ya está disponible en la revista internacional ‘Translational Psychiatry‘,

Anorexia nerviosa en gemelas idénticas

La anorexia nerviosa es uno de los trastornos alimentarios con mayor mortalidad entre las patologías psiquiátricas. Afecta fundamentalmente a mujeres jóvenes y adolescentes en países desarrollados.

El trabajo estaba liderado por el catedrático de Psiquiatría de la Universitat de València Luis Rojo.  Todo ello junto al director de la plataforma de Epigenética del Instituto de Investigación Sanitaria La Fe, Juan Sandoval. Asimismo, ha contado con la participación de profesionales clínicos y bioestadísticos de Comunitat Valenciana, Castilla-La Mancha y Extremadura.

La investigación se ha basado en el estudio de muestras de hermanas gemelas homocigóticas discordantes para la anorexia nerviosa. Es decir, parejas de gemelas idénticas en las que una de ellas sufre el trastorno y la otra no.  Al respecto aportaba más información, Juan Sandoval. “Los gemelos idénticos se pueden considerar réplicas de la misma secuencia de ADN. Por lo tanto, estudiar a esta población permite una evaluación del epigenoma independientemente de cualquier variación de la secuencia genómica”.