Los problemas del sistema sanitario han salido a flote tras el sobreesfuerzo realizado durante la crisis de la COVID 19. Ahora es el momento de la reflexión. Por ello en la edición IDIálogoS de 2021 este ha sido uno de los temas estrella. “Para poder mejorar es necesario medir y realizar cambios audaces, disruptivos y que estén basados en la innovación en el sistema sanitario”, ha expuesto Juan Abarca, presidente del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS).

Así se recoge en el “Manifiesto por una mejor Sanidad”.  No obstante, este nuevo IDIálogoS da continuidad al ciclo iniciado a principios de año. El objetivo es abordar los principios de dicho Manifiesto con reconocidos expertos para que aporten su visión acerca de los problemas actuales del sistema sanitario.

En esta ocasión, el debate se ha centrado en los principios de “sanidad eficiente” y “sanidad reformista e innovadora”. Para ello ha contado con la participación de Jon Darpón, COO-Vicepresidente de Operación e Infraestructura de Keralty Health y exconsejero de Salud del Gobierno Vasco. También con Julio Mayol, director médico del Hospital Clínico San Carlos de Madrid y académico correspondiente de la Real Academia Nacional de Medicina.

Cambios audaces y disruptivos

Respecto a algunos de estos “cambios audaces y disruptivos”, la directora general de la Fundación IDIS, Marta Villanueva, ha introducido algunos datos del informe Sanidad en España. Encuesta de percepción. Por ejemplo, el 98 por ciento de los pacientes encuestados en el informe considera necesario mejorar la gestión y control eficiente de los recursos económicos, de instalaciones y de personal.  Según esta misma encuesta, los españoles creen en una sanidad innovadora. Sin embargo, 8 de cada 10 piensan que la sanidad española necesita un esfuerzo de adaptación para afrontar los nuevos retos de salud.

De esta forma, quedaba claro que esos cambios audaces y disruptivos pasan por gestionar mejor el proceso, no en incorporar tecnologías ya existentes. En este sentido, sobre la sanidad reformista e innovadora que propugna el Manifiesto, se generó un debate en torno. En concreto, en torno a cómo crear un ecosistema que hoy no existe. Este debe ser permeable a la introducción de cambios en la cultura de las organizaciones y en los procesos. Igualmente, debe apoyarse en una colaboración entre todos los agentes del sector facilitando una visión estratégica y un aprovechamiento de todos los recursos disponibles.