Psiquiatras especialistas en niños y adolescentes lanzan un mensaje para resaltar la importancia de la salud mental en niños y adolescentes para destacar la importancia del sano desarrollo social, emocional y neurológico de los infantes, así como su preocupación por atender los principales problemas de salud mental y del sistema nervioso central que los aquejan.

Los episodios depresivos, de ansiedad y el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) son considerados como un problema de salud pública, refirió la Dra. Jacqueline Cortés Morelos, presidenta electa de la Asociación Psiquiátrica Mexicana (APM). Además, conllevan muchas veces un estigma social que afecta directamente en el desarrollo emocional del pequeño, ya que en repetidas ocasiones el rechazo viene desde la propia familia que no logra entender la condición del pequeño.

TDAH, uno de los trastornos más frecuentes en la infancia

La Dra. Gabriela Cortés Meda, presidenta de la Asociación Mexicana de Psiquiatría Infantil (AMPI), asegura que el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad o TDAH es uno de los trastornos del neurodesarrollo  más frecuentes en la infancia, con una heredabilidad de hasta el 74%. Se caracteriza por la presencia de conductas relacionadas con la falta de atención, aumento de la actividad motora e impulsividad, las cuales se pueden manifestar a través de errores frecuentes en actividades escolares por omitir detalles o no concluirlas, desorganización, pérdida de objetos de uso cotidiano, moverse constantemente con dificultad para mantenerse en calma, precipitarse a responder o actuar antes de que se dé la instrucción completa, entre otras.

Prevalencia

Se estima que la prevalencia mundial del TDAH en niñas, niños y adolescentes es de aproximadamente el 5%; En México no hay cifras concretas a nivel nacional.

Es importante que los padres y/o familiares identifiquen estas conductas y acudan con un especialista en problemas de salud mental o enfermedades neurologicas como son los psiquiatras, paidopsiquiátras (especializados en niños y adolescentes) y neurólogos o neurólogos pediatras, para que evalúen y ayuden a llegar a un diagnóstico e inicio del tratamiento adecuado, tanto farmacológico, como no farmacológico, de acuerdo con las necesidades de cada pequeño y sus familias.

Diagnóstico y tratamiento

Entre las consecuencias más severas del diagnóstico tardío de TDAH y el retraso en el inicio de la atención integral especializada, se encuentra el uso de sustancias tanto en la adolescencia como en la edad adulta. La evidencia indica que del 15% al 19% de las personas con esta conducta tienen TDAH, por lo que la identificación y tratamiento oportuno pueden cambiar el futuro de estos pequeños, comentó la especialista.

Actualmente, una de las terapias farmacológicas más eficaces para el TDAH es el metilfenidato, que es un neuroestimulante con alto grado de seguridad que está indicado para los pacientes pediátricos y que reduce la hiperactividad e impulsividad, mejora la concentración y la conducta y, con ello, la calidad de vida del pequeño y su familia.

Ifa Celtics, empresa mexicana, presentó su marca Butronin (metilfenidato) en su presentación de 10mg caja con 30 tabletas. Es considerado desde hace años como el tratamiento de primera línea para el TDAH por su alta eficacia y tolerabilidad, que ayuda en trastornos de la conducta y en episodios de distracción moderada a severa, periodos de atención reducida, hiperactividad, inestabilidad emocional e impulsividad.

También es importante inferir en una psicoeducación dirigida a los padres, maestros y al entorno familiar y social en general para crear una propuesta de trabajo colectiva que ayude a tener un apego efectivo a tratamiento y así mejorar la calidad de vida de los menores.

Finalmente, el Dr. Julio Morfin, director médico de Ifa Celtics, señaló que ante cualquier manifestación de conducta como las ya mencionadas, deben acudir con un especialista para que haga un diagnóstico oportuno y recomiende un tratamiento integral, ya que ello ayudará a que tengamos niños sanos y felices.