Los fallecimientos por coronavirus bajan, y España lleva dos días sin detectar nuevas defunciones. Sin embargo, durante esta desescalada se siguen produciendo nuevos contagios, con rebrotes, que por el momento, están localizados. Sobre esta cuestión ha querido referirse el ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Illa ha insistido en que los brotes de COVID-19 que se han producido en algunos puntos de España tras la fase de confinamiento, como en la localidad murciana de Totana o en Lleida, están “muy localizados”, por lo que considera que las autoridades sanitarias de las comunidades autónomas tienen “bajo control” la situación. Pese a ello, ha alertado de que ya se han observado rebrotes “en todos los países” que han iniciado la desescalada. Por ello, ha reclamado “actitud de máxima prudencia por la ciudadanía y tener muy desplegada la red de rápida respuesta” ante indicios de rebrotes.

De esta forma, ha querido hacer hincapié en que resulta imprescindible seguir “a rajatabla” las recomendaciones de las autoridades sanitarias. “No es un capricho poner limitación a las relaciones sociales”, ha puesto como ejemplo. De esta manera, ha animado a continuar con el lavado de manos constante, con el uso de mascarilla y la higiene constante, así como con la distancia de seguridad de dos metros, que previene hasta el 80 por ciento de contagios, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Junto a esto, ha pedido evitar “comportamientos incívicos” que “ponen en riesgo lo conseguido”, en relación a respetar todas estas medidas.

Test de anticuerpos en laboratorios privados

En relación a la realización de test de anticuerpos que están realizando algunas empresas de manera privada, el ministro ha reiterado, como en anteriores ocasiones, que lo “recomendable” es hacer el test solo en personas con síntomas o que han tenido un contacto estrecho con personas infectadas. “En ese contexto es recomendable, también en casos que forman parte de grupos de riesgo. En el resto de casos no es recomendable”, ha sentenciado, recordando que toda organización que realice este tipo de pruebas tiene que ponerlo en conocimiento de su comunidad autónoma.

En otro orden de cosas, con respecto a la información de que la Fiscalía Provincial de Madrid ha comenzado a investigar qué criterios siguieron los centros sanitarios para determinar el acceso a UCI de los contagiados en los momentos de mayor colapso de la pandemia, Illa se ha limitado a dar su apoyo a los sanitarios. “Con todo el debido respeto a la Fiscalía, expreso mi admiración al colectivo de sanitarios por cómo han tomado las decisiones, con un comportamiento ejemplar. Cuentan con el apoyo del Ministerio de Sanidad y con el del ministro en particular”, ha zanjado.

Distribución de mascarillas

Por último, el Ministerio de Sanidad ha informado hoy de la distribución en los últimos días de más de 3,8 millones de mascarillas quirúrgicas, de acuerdo a las necesidades de refuerzo declaradas por las CC. AA. y el cálculo realizado por el Ministerio de Sanidad para el mantenimiento de una reserva estratégica a nivel autonómico de, al menos, cinco semanas de consumo.

El objetivo de esta distribución planificada, de periodicidad semanal, es agilizar la identificación de necesidades de refuerzo de material sanitario declaradas por las Comunidades y ciudades autónomas.