Con motivo del Día Mundial Contra el Cáncer, El Médico Interactivo México realiza la segunda entrega sobre esta enfermedad, esta vez abordando el cáncer colorrectal en entrevista exclusiva con la Doctora Yazmín Carolina Blanco Vázquez, médico oncólogo adscrito al Hospital ABC Observatorio en la Ciudad de México.

La Agencia Internacional para la Investigación en Cáncer, perteneciente a la Organización Mundial de la Salud (OMS), estima que el cáncer de colon y recto (CCR) es el 3° más frecuente en México, incidencia que va en aumento, ya que anteriormente se ubicaba en 4° lugar, de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Salud Pública. Puede afectar a cualquier persona y puede confundirse con otras patologías.

¿Cómo se manifiesta el cáncer colorrectal?

El cáncer colorrectal se manifiesta comúnmente con pérdida de sangre que puede ser o no visible, hay alteraciones en el patrón habitual para defecar, es decir, puede haber presencia de diarrea o de estreñimiento; en etapas avanzadas puede haber distención abdominal y la presencia de tumores puede afectar la tolerancia a ciertos alimentos que antes podían comer de manera normal.

Si el cáncer se convierte en metástasis, es decir, que se haya alojado en algún otro órgano o tejido, se puede registrar pérdida de peso, fatiga y puede confundirse con colitis. Sin embargo, para sospechar de cáncer colorrectal podemos observar si los medicamentos para atenuar el dolor son o no suficientes y se asocian con otros síntomas que van empeorando.

Es importante mencionar que la edad media de presentación se encuentra en un promedio de los 60 años. Sin embargo, comúnmente nos encontramos con personas que desarrollan la enfermedad alrededor de los 40 años.

Consejos para el médico general

Las observaciones que pueden ayudar a un médico general es la presencia de una anemia en situaciones anormales. El médico debe insistir en la realización de los estudios de imagen (colonoscopia preventiva), ya que hay casos en que los indicadores de antígenos tumorales no siempre señalan alteraciones aunque exista la presencia de un tumor a nivel del colon. Este sencillo estudio puede ayudar a detectar pólipos que aún no son cáncer y retirarlos antes de que haya una mutación desfavorable para la salud y evitar un tratamiento de etapas avanzadas.

Desafortunadamente, no suele ser tan rutinario hacerse una colonoscopia anual. Sin embargo, se puede observar que las formaciones de pólipos crecen hacia la luz y va afectando más capas del intestino, llega a los ganglios y una vez ahí puede diseminarse por la sangre y llegar a cualquier órgano.

Hay que reforzar las conductas preventivas, ya que siempre será preferible prevenir que tratar, pues en México entre un 30-40% de los casos de CCR son diagnosticados en etapas avanzadas o metastásicas y el pronóstico no es tan favorable.

Opciones de tratamiento para el CCR

Hay diversas opciones que van desde la quirúrgica, la quimioterapia tomada o inyectada, la terapia blanco y la inmunoterapia y se utilizan de acuerdo con las etapas, en el cáncer. En Etapa I es un proceso quirúrgico con seguimiento sencillo, en Etapa II debe realizarse además un panel de mutaciones para analizar si requiere un tratamiento de quimioterapia por 6 meses para erradicar la enfermedad mínima residual y disminuir el riesgo de recurrencia.

En Etapas IV puede observarse una metástasis que ha mudado a otro órgano y se requerirá una quimioterapia que se determinará por las mutaciones que puedan encontrarse en el panel como son Kras, Nras, Braf o Inestabilidad satelital, pues la medicina de precisión nos puede dar opciones del tratamiento a nivel sistémico de acuerdo con la mutación.

Pandemia y cáncer colorrectal

Durante la pandemia, el seguimiento de los pacientes ha disminuido mucho, ya que por miedo al contagio por COVID-19 no han acudido a su vigilancia habitual y esto ha tenido como consecuencia que algunos casos vuelven con un cáncer más voluminoso o tardíos.

Los estudios conocidos como Check Up, de análisis clínicos generales, son una herramienta que nos permite detectar casos en las primera etapas. Sin embargo, los pacientes han dejado de acudir a realizarlos. Es muy probable que en los próximos meses haya más diagnósticos de cáncer en etapas avanzadas.

Educación médica continua

El Hospital ABC está por comenzar el Curso de Oncología Médica de residentes, en el cual se abordan todos los tipos de cáncer y sus posibles tratamientos. La residencia inicia en marzo y tiene una duración de tres años. Al finalizar, los médicos obtendrán el título de Oncólogo Médico. Aquellos médicos que tengan al menos dos años de experiencia en Medicina Interna pueden aplicar a esta residencia.