Redacción, Madrid.-Los ensayos clínicos desarrollados por el Grupo de Investigadores españoles CORPAL, presentados en el recién celebrado Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología, en Viena, han demostrado resultados positivos respecto a la reducción de incidencia de reestenosis en pacientes con alto riesgo de padecerla y que además presentan lesiones coronarias.

Para el doctor José Suárez de Lezo, cardiólogo hemodinamista del Hospital Reina Sofía de Córdoba y uno de los miembros investigadores del grupo CORPAL, "la reestenosis es un problema que arrastramos desde hace muchos años. Cuando se trataba con angioplastia, los niveles de reestenosis se situaban alrededor del 30-40 por ciento de los pacientes, mientras que a partir de la implantación de los stents, se consiguió rebajar estos niveles hasta el 20-25 por ciento en función del tipo de lesión ". "El empleo de stents de liberación de fármaco "prosigue este cardiólogo- no ha eliminado del todo la reestenosis, pero consigue reducirla a porcentajes muy bajos en este tipo de lesiones".

En este sentido, en abril del pasado año se empezó a emplear en España un nuevo tipo de stent que combina la plataforma convencional con un sistema de liberación de fármaco. Así, según el doctor Suárez de Lezo, "nuestro grupo aplica este tipo de stents a aquellos enfermos que presentan lesiones de alto riesgo, ya que para el resto de pacientes seguimos empleando los convencionales porque en estos casos existe una probabilidad baja, de un 10 por ciento, de aparición de reestenosis".

Este cardiólogo incide en que hay un tipo especial de pacientes como son los diabéticos para quienes están especialmente indicados este tipo de tratamientos, dado que la incidencia de reestenosis en estas personas es aún mayor.