El 75 % de los mexicanos padece fatiga por estrés laboral, cifra que supera a países como Estados Unidos o China, informó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Con la pandemia, salieron a la luz los problemas de salud que el estrés laboral provoca en los trabajadores.

Entre estos problemas están:

  • La dificultad para poder concentrarse.
  • Reducción en la productividad.
  • Una menor capacidad para solucionar problemas de manera efectiva y acelerada.
  • Se vuelven más propensos para cometer errores.
  • Se disminuye la calidad de vida.
  • Se incrementan los riesgos a padecer infartos o problemas cardiacos.

 

Además, se puede generar enfermedades físicas como: dolores de cabeza, de espalda o cuello, malestar estomacal, fatiga, infecciones, respiración agitada, aumento de la presión sanguínea y agotamiento.

Buscan regular el teletrabajo

Con el propósito de que no haya más problemas físicos y mentales a causa del estrés laboral, el pasado 15 de julio entró en vigor la NOM 037 STPS 2022.

Significa una ley que regula el teletrabajo o “home office”, con el fin de lograr efectos positivos para colaboradores y empleadores por igual.

Felipe Cuadra, experto en temas organizacionales y cofundador de Rankmi, opinó que las empresas deben establecer mecanismos para medir y verificar que ambas partes cumplan.

Según datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), cerca de 13 millones de personas desarrollan sus actividades laborales bajo el esquema del Home Office.

“Este proceso de adaptación a nuevas formas de trabajar se logró gracias a aquellos visionarios que entendieron la crisis como una gran oportunidad para aprovechar las herramientas tecnológicas existentes”, explicó Cuadra.

El respeto hacia las horas trabajadas

La NOM 037 reconoce el desempeño de actividades remuneradas en lugares diferentes al centro de trabajo oficial, así que regula la flexibilidad laboral.

Sin embargo, es relevante por la salud del trabajador que tanto la empresa como el empleado cumplan con las obligaciones que marca la Ley.

En el caso de la empresa, entre las obligaciones principales están:

1.- Brindar las herramientas y materiales necesarios y adecuados para el desarrollo de sus labores por medio del teletrabajo.

2.- Cubrir costos proporcionales de servicios inherentes al teletrabajo como conexión a internet, telefonía y electricidad.

3.- Ofrecer herramientas informativas para respaldar la seguridad de la información y datos.

Mientras que algunas de las obligaciones de los colaboradores son:

1.- Cuidar y darle un uso adecuado a los equipos y materiales destinados al teletrabajo proporcionados por el empleador.

2.- Informar detalladamente de los costos de los servicios de internet, telefonía y electricidad para establecer las aportaciones que hará la empresa.

3.- Seguir las políticas y mecanismos de protección de datos e información.

“En Rankmi comprobamos que las empresas que impulsan una cultura centrada en la gente obtienen mejores resultados, pues aumenta el nivel de compromiso de los colaboradores con la organización”, puntualiza Cuadra.