Desde que se inició la vacunación en la población mexicana hay personas que no quieren vacunarse, decisión errónea si deseamos que se controle la pandemia, en las mujeres embarazadas es todavía más grave no acceder a hacerlo.

El Dr. Enrique Chacón Cruz, jefe del Departamento de Infectología Pediátrica del Hospital General de Tijuana, Baja California, afirmó que una gestante tiene tres veces más riesgo de ser hospitalizada y, en caso de requerir cuidados intensivos, tiene 20 veces más probabilidad de comprometer su vida, sobre todo si vive con comorbilidades como diabetes, obesidad o hipertensión.

Evidencia científica

El experto aclaró que en los ensayos clínicos de las vacunas no se incluyeron embarazadas, sin embargo, las pruebas realizadas en la etapa preclínica mostraron que los biológicos no causan daño a este sector poblacional.

La evidencia científica muestra que la aplicación de la vacuna contra el virus SARS-CoV-2 a mujeres embarazadas evita la muerte y no incrementa el riesgo de sufrir abortos espontáneos, parto prematuro, malformaciones congénitas ni muerte fetal con respecto a los estándares anteriores a la pandemia, documentado en un estudio publicado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.[1]

Beneficios contra riesgos

Chacón Cruz dijo que el impacto de vacunar a las embarazadas es bueno y que el beneficio-riesgo justifica su vacunación, pero se le debe proveer toda la información para que vaya a un centro hospitalario a revisión en caso de alguna reacción. Añadió que el sector Salud y el personal médico debe dar seguimiento a cada mujer que haya recibido la vacuna, es decir, la farmacovigilancia.

Vacunar a mujeres que están lactando

También es recomendable la vacunación de mujeres que están lactando, aunque no hay información suficiente sobre COVID-19, pero el perfil científico de las vacunas que no son de virus atenuados demuestra que, si no afectan a una embarazada, menos a quien está lactando. Por lo tanto, la OMS sugiere inmunizar a las mujeres que amamantan, ya que además de todos los beneficios de esta práctica, la madre transmite anticuerpos contra el virus SARS-CoV-2 a la o el bebé.

Por su parte, Ruy López Ridaura director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), destacó la importancia de que la mujer embarazada acuda a su cita médica antes de recibir la vacuna y aclaró que es innecesario firmar una carta de consentimiento informado previo a ser inmunizada.

[1] https://espanol.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/vaccines/recommendations/pregnancy.html