En el marco del Día Internacional del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), que se conmemora cada 13 de julio, especialistas en Neurología y Pediatría destacan la importancia de obtener un diagnóstico oportuno, sobre todo en etapas tempranas de la vida para mejorar el neurodesarrollo de los niños y adolescentes a través de un tratamiento integral y seguro.

El doctor Juan Carlos García Beristain, médico cirujano con especialidad en Pediatría y subespecialidad en Neurología pediátrica, define al TDAH como una condición neurológica que se caracteriza por un patrón de comportamientos que reflejan inatención, hiperactividad e impulsividad en diferentes ambientes de la vida del paciente y cuya prevalencia a nivel mundial se registra en un 5% en la niñez y un 2.5% en la edad adulta.[i]

Los padres de familia que observan una persistente dificultad para concentrarse y mantener su atención en una sola actividad o seguir indicaciones en casa o escuela, además de presentar una constante pérdida de objetos personales, podrían sospechar de una conducta conocida como inatenta.

Por otro lado, la conducta hiperactiva puede caracterizarse por la necesidad del pequeño por mantenerse en constante movimiento, es decir, la búsqueda activa de brincar o correr en situaciones que pueden considerarse inapropiadas, lo que da una sensación de que el pequeño tiene un motor que no puede apagarse y por último la conducta impulsiva en la que interrumpen a otras personas y no pueden esperar su turno.

Presentación de tipo mixta

“Estos síntomas pueden manifestarse de manera variada en cada paciente, por lo tanto, podemos tener niños con una presentación Impulsiva-Hiperactiva o bien una presentación más Inatenta; siendo esta última la más frecuente o bien con síntomas variados constituyendo una presentación de tipo mixta o combinada”, precisó el Dr. García Beristain.

Asociado a este trastorno también deben identificarse aquellos pacientes con epilepsia (crisis epilépticas o convulsiones), trastornos del sueño, trastornos de la conducta alimentaria (anorexia y bulimia) principalmente en aquellos que no han recibido tratamiento para el control de los síntomas durante la infancia.

Es importante que los padres sepan que no brindar una atención adecuada puede incrementar el riesgo de padecer otras manifestaciones como ansiedad, depresión, abuso de sustancias o conductas desafiantes que pueden manifestarse como arrebatos en los cuales puede haber agresión física.

Creencias erróneas sobre el TDAH

De acuerdo con el doctor Dr. Eduardo Barragán Pérez, jefe del Departamento de Neurología Pediátrica en el Hospital Infantil de México “Federico Gómez”, aunque actualmente hay evidencia científica al alcance de todos, aún existen diversos mitos y temores que comúnmente rodean el tratamiento del TDAH.

Uno de los principales mitos con los que nos enfrentamos los especialistas es la incredulidad ante este trastorno, pues hasta el 8.3% de los padres consideran que es una dificultad de crianza y no una enfermedad[ii], aunque médicamente no es posible relacionar la crianza como un factor como causante del trastorno, aclaró.

Los factores que pudieran provocar el TDAH de manera externa aún son estudiados, sin embargo, de acuerdo con algunos autores la heredabilidad influye hasta en un 74%[iii], aunque de acuerdo con el Dr. García Beristain, también adscrito al Hospital Infantil de México, hay estudios más recientes que indican que podría influir hasta en un 80%.

Tratamiento

“Durante la consulta podemos encontramos con la constante creencia de los padres de familia de que el tratamiento farmacológico produce algún tipo de dependencia o letargo en las actividades del pequeño, sin embargo, se ha comprobado que el uso de estas terapias es seguro a largo plazo y no solo demuestra una mejoría en la atención, sino en las funciones ejecutivas como poder complementar las tareas escolares o las indicaciones en el hogar”, comentó el doctor Barragán Pérez.

La evidencia científica ha demostrado que la piedra angular en el tratamiento del TDAH son los medicamentos como el metilfenidato, la molécula más indicada a nivel mundial por su gran efectividad y seguridad, cuyos efectos se conocen desde sus primeros estudios realizados hace más de 70 años. Recientemente la farmacéutica mexicana Ifa Celtics, presentó su marca Butronin (metilfenidato) en su presentación de 10mg caja con 30 tabletas.

Finalmente, el Dr. Julio Morfin, director médico de Ifa Celtics, resaltó que uno de los grandes retos en esta fecha conmemorativa tan significativa como es el Día Internacional del TDAH, radica en los médicos generales y pediatras para referir oportunamente a los pequeños con los especialistas y crear una red de atención integral que permita a los padres de familia informarse adecuadamente.

[i] http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0026-17422014000500014

[ii] http://www.scielo.org.mx/pdf/sm/v34n2/v34n2a8.pdf

[iii] Faraone SV, Larsson H. Genetics of attention deficit hyperactivity disorder. Molecular Psychiatry (2019) 24:562–575