La esperanza de vida de los mexicanos va en aumento, para el 2019 el envejecimiento alcanzó en promedio 75 años, de acuerdo con el INEGI, Instituto Nacional de Estadística y Geografía. Datos del Censo de Población y Vivienda 2020, indicaron que en México el 12 por ciento de la población tiene 60 años o más, siendo la capital la entidad con mayor proporción de este grupo de personas.

Estos datos cobran significado para abordar la problemática de los adultos mayores, ya que muchos de ellos padecen enfermedades crónico-degenerativas. Con lo cual el Centro de Investigación sobre el Envejecimiento, CIE, será importante en el aporte para esta población.

Considerando que con el envejecimiento las capacidades físicas y mentales de las personas se ven afectadas, lo cual contribuye a agravar algunas enfermedades o a la aparición de otras condiciones características de la edad avanzada.

Centro de Investigación sobre el Envejecimiento

El objetivo de la creación del CIE es abordar el envejecimiento desde el enfoque de la biología celular y molecular, generando conocimiento que pueda trasladarse, a través de las ciencias médicas, al tratamiento de los pacientes geriátricos e incidir, no solo en el aumento de la esperanza de vida, sino en la calidad de esta.

El nuevo edificio que cuenta con cinco niveles está ubicado en la Unidad Sur del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional, Cinvestav, que impulsará a la nueva generación de conocimiento de vanguardia en gerociencia.

Equipo de trabajo del CIE

El equipo científico estará compuesto por profesionales con un interés principal en gerociencia, pero también incluirá expertos en otras áreas, como la medicina traslacional (que implica la transición de la investigación básica en aplicaciones clínicas) y regenerativa, así como de las patologías ligadas a la edad.

Contará con 25 laboratorios dedicados al estudio del proceso del envejecimiento humano desde diversas perspectivas; 15 se dedicarán a la investigación en biología celular y molecular; cinco realizarán ciencia traslacional y cinco emprenderán estudios relacionados sobre este fenómeno y la sociedad, así como para realizar trabajos teóricos sobre el tema.

Colaboración de instituciones mexicanas de investigación 

La ceremonia inaugural fue presidida por la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, el director general del Cinvestav, José Mustre de León, y José Alejandro Díaz Méndez, titular de la Unidad de Articulación Sectorial y Regional del Conacyt, en representación de su directora, María Elena Álvarez-Buylla, entre otros representantes de la comunidad científica y universitaria del país.

En su oportunidad, Claudia Sheinbaum destacó que una característica fundamental de este nuevo Centro es la promoción de proyectos científicos colaborativos y no individualizados; es un proyecto de innovación científica con una nueva forma de trabajar, porque la investigación en ciencia es fundamental y también es fundamental que se traduzca en mejor calidad de vida: “Este proyecto va a generar soberanía en nuestro país, en términos de investigación, pero también en una vida saludable para los adultos mayores”, aseguró.

José Mustre de León subrayó que el CIE marca un hito para la institución que dirige, al ser la primera vez que el Cinvestav contará con un espacio donde participen investigadores provenientes de otras instituciones para trabajar en forma conjunta y paradigmática para el desarrollo de la ciencia en los años próximos.

Cinvestav, pionero del proyecto CIE

Mustre de León sostuvo que pronto se estarán incorporando los investigadores y se generarán los primeros resultados con el trabajo científico que se realizará en este nuevo centro de investigación; también recordó que René Drucker Colín fue el principal promotor de la iniciativa y Cinvestav fue el proponente del proyecto.

Por su parte, José Alejandro Díaz Méndez manifestó que este Centro representa la articulación virtuosa de la comunidad científica y el gobierno en aras de generar soluciones de incidencia social basadas en ciencia y tecnología en áreas prioritarias para el bienestar social.

El CIE pretende convertirse en un modelo de referencia en investigación biomédica integrada y multidisciplinaria con un claro impacto en la salud humana, mediante la interconexión entre la investigación científica básica, la medicina traslacional y el desarrollo tecnológico, explicó Ricardo Félix Grijalva, responsable técnico del proyecto.

Este Centro es resultado de la colaboración entre el Cinvestav, el Conacyt y Sectei, Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación del Gobierno de la Ciudad de México, instituciones que auspiciaron el proyecto.