Antonio Morente, Sevilla.-Los directivos de Atención Primaria han superado su papel de meros administradores de centros de salud, de gestores de dinero y personas, para asumir el reto de conseguir que todos los profesionales se impliquen en el trabajo. "Ahora debe motivar", según explicó Cristina Torrox, presidenta del comité organizador del VII Congreso de la Sociedad Española de Directivos de Atención Primaria celebrado hasta el pasado fin de semana en Sevilla, para quien el paso fundamental en esta "modificación del papel del directivo" se ha dado con "la incorporación de la gestión clínica en Atención Primaria".

Con este nuevo escenario, el directivo "debe motivar y no mandar, además de ejercer y convencer", asumir un papel como "líder" de la comunidad en esta cuestión para que los ciudadanos sepan "que está ahí para defender sus derechos". "El liderazgo, en definitiva, debe ejercerlo en la formación de equipos de profesionales", tal como se indicó.

Así las cosas, los directivos de Atención Primaria están ahora "más preocupados por los elementos de dirección que por la gestión de recursos", centrando su preocupación cuestiones como "el trabajo en equipo, la comunicación y el enganche de los elementos de la sociedad". Por ello, en foros como el congreso de la SEDAP se ha puesto de manifiesto que "la cuestión de la motivación es lo que más se comenta", especialmente en un "contexto de recursos limitados" en el que hay que "enganchar al equipo sin llamadas al voluntarismo" para que no tengan que sacrificar su tiempo personal.

Cristina Torrox subrayó, además, que "en los centros de salud el estilo de dirección es "más cooperativo" que en el nivel especializado, lo que, por ejemplo, se demuestra con que la razón que se alega para ser directivo es más la vinculación a un proyecto ilusionante que el dinero". "Por ello -concluyó esta experta- precisamente se reclama a la Administración sanitaria que cuide más a los directivos, que se preocupe de ofrecerles una formación específica y prestarles una mayor atención para superar la cierta sensación de soledad que siempre acaban por tener estos profesionales".