Desde la Sociedad Española de Urgencias Pediátricas (SEUP) muestran su preocupación e incertidumbre por el incremento inesperado del volumen asistencial en las urgencias pediátricas en todo el territorio español. Una situación que se lleva viviendo en los últimos meses y que está ocasionando retrasos en la atención. La situación ha llegado al punto de que en algunas urgencias se está atendiendo hasta un 40 por ciento más de casos que en la época prepandemia.

El incremento se debe en parte al aumento de los casos de bronquiolitis asociadas al Virus Respiratorio Sincitial (VRS). Este año, los primeros casos de VRS se empezaron a atender en el mes de julio. Sin embargo, en la época anterior a la COVID, la epidemia de bronquiolitis se iniciaba a finales de octubre.  La preocupación es que se desconoce cuándo se va a alcanzar el pico máximo del volumen asistencial en las urgencias pediátricas. Tampoco si la gravedad de los casos será mayor que en otras temporadas. Asimismo, tampoco se sabe durante cuántos meses confluirá esta epidemia con la infección de otros virus epidémicos, como la gripe, y ya endémicos, como el COVID.

Aumento del volumen asistencial en las urgencias pediátricas

El aumento del volumen asistencial en las urgencias pediátricas se corresponde con los datos del sistema de Vigilancia Centinela de Infección Respiratoria Aguda en Atención Primaria (IRAs) y en Hospitales (IRAG) de gripe, COVID-19 y otros virus respiratorios. El ascenso de los tres virus se produce sobre todo en el grupo de 0 a 4 años. En concreto, con una tasa de positividad del VRS de un 17 por ciento, de 10,9 por ciento en gripe y un 17,9 por ciento en SARS-CoV-2 en la semana del 10 de noviembre.

Hay varias razones que explican la situación. Las más probables son la falta de circulación de estos virus en los dos últimos años. Por tanto, esto afecta a la ausencia de inmunidad en los niños de menor edad. A ellas se suma la retirada de las medidas de protección (mascarillas y distancia social).

Sin embargo, también influyen en el aumento de la frecuentación de las urgencias la falta de recursos humanos en la Atención Primaria. Esto dificulta la respuesta en este nivel asistencial, y la cultura de la inmediatez que lleva a los padres a acudir a urgencias con cuadros todavía incipientes.

Ante el aumento del volumen asistencial en las urgencias pediátricas desde SEUP se propone: crear espacios donde ubicar a los pacientes pediátricos a la espera de tener camas; habilitar salas de pre-altas; incorporar pruebas de detección rápida de VRS, gripe y COVID (point of care) y de ecografía pulmonar a pie de cama; refuerzos de personal sanitario a todos los niveles.